Nacional

Sánchez defiende su política migratoria y arremete contra el PP

PP pide al Gobierno más expulsiones de migrantes en situación irregular y aplicar pacto con Marruecos para devolver a menores solos
Madrid, Otr/Press
18/dic/18 17:08 PM
eldia.es
Ricardo Rubio - Europa Press

Madrid, Otr/Press El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido su política migratoria en la que existen unos "principios irrenunciables" y ha acusado al PP de no tenerlos, "de guardarlos en un cajón por miedo a un competidor ideológico". "Los principios no son negociables, se tienen o no se, no se posponen o guardan en un cajón por miedo a un competidor ideológico", ha sentenciado.

Así lo ha manifestado el líder del Ejecutivo en el Pleno del Senado, ante el que comparece para presentar las líneas generales del Gobierno para informar sobre la crisis migratoria que sufre España. Sánchez ha rechazado que España "se deje arrastrar" por una "retórica alarmista" sobre las personas migrantes, pero "falaz".

Sánchez ha apuntado desde el año 2013 hasta el 2017, cuando estaba al frente el Gobierno de Mariano Rajoy, se ha producido un incremento del 300% en la llegada a España de migrantes por vías irregulares y del 500% en las solicitudes de asilo. Mientras eso sucedía, según ha remarcado, "se reducían" efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para control fronterizo.

"Entiendo que algunos tengan la tentación de mostrar dureza con este debate, quizá sea para taponar la brecha ante la emergencia de otros nuevos actores, pero ni en la dimensión de la integración ni en el control de las fronteras algunos pueden presumir de logros palpables", ha aseverado, sin referirse de forma explícita a VOX.

Para el líder del Ejecutivo, frente al "lenguaje tremendista con que se pretende afrontar" esta materia, la mejor gestión de los flujos migratorios es "articular una auténtica respuesta humanitaria". En este punto, ha destacado la acogida de los 630 migrantes que el pasado mes de junio fueron rescatados por el buque Aquarius en aguas del mediterráneo ya que fue "una respuesta elogiada" por países de la Unión Europea.

"La auténtica política migratoria llega con este Gobierno, no es que llegara la inmigración", ha afirmado, insistiendo en el aumento de la presión migratoria desde todas las rutas del Mediterráneo hacia la vía occidental. Así, Sánchez ha rechazado visiones "ventajistas" y ha reclamado una perspectiva europea para gestionarla.

El Gobierno lucha contra la inmigración ilegal y apuesta por las vías legales y seguras, al tiempo que está impulsando la cooperación con los países de origen y tránsito, con el norte de África y África subsahariana, donde "se concentran bolsas de pobreza, miseria" y países en los que hay "vulneraciones de derechos humanos y guerras", ha subrayado Sánchez, que ha incidido en su intención de "conciliar seguridad y humanidad" en la gestión de los flujos.

Para el líder del Gobierno, es necesario integran a los migrantes legales también con el objetivo de "frenar" ese vacío demográfico. En este sentido, ha agregado que "mientras Europa sufre un "estancamiento demográfico", el continente africano "va a duplicar su población en tres décadas".

PP PIDE "RECTIFICACIÓN URGENTE

Desde el PP, el portavoz de la Cámara Alta, Ignacio Cosidó, ha pedido a Sánchez que el primer paso es "reconocer" que en España hay un problema por la crisis migratoria en términos del aumento de llegadas. Asimismo, le ha reclamado un "rectificación urgente" de su política migratoria por su "indefinición e ineficacia".

Citando datos de distintos organismos como FRONTEX, Cosidó ha recordado que la ruta del Mediterráneo occidental supera ya las "65.000 llegadas". Asimismo, ha incidido en que la ruta atlántica hacia Canarias se ha "reabierto" y ha hecho hincapié en que las cifras representan un "récord absoluto".

Por su parte, Sánchez le ha contestado que en el último mes de Gobierno de Mariano Rajoy -mayo de 2018-- hubo una crecida del 306% respecto al mismo mes del año anterior. "Algo de responsabilidad tendrán que reconocer", ha destacado, cuestionando además si tiene alguna "alternativa" a la gestión migratoria que no sea "dejar al pairo" en mal a los migrantes que tratan de alcanzar las costas españolas.

"Su obligación es no echarle la culpa al PP", le ha replicado el senador 'popular', que ha acusado a Sánchez de lanzar el "mensaje más inoportuno" al decidir ofrecer un puerto seguro al Aquarius y provocar "efecto llamada". "En solo seis meses ha convertido a España en la principal puerta de entrada a Europa", ha afeado dirigiéndose al presidente del Gobierno.

Para Cosidó, España ha pasado de ser "referente" en control fronterizo a ser la principal entrada. "Debe ser que usted algo está haciendo mal", ha espetado, para después reprocharle también el aumento en llegada de menores migrantes no acompañados, pasando de unos 4.400 a fecha de diciembre del año pasado, a más de 11.000 en la actualidad "saturando la capacidad de acogida".

En esta línea, ha emplazado al Gobierno aplicar el acuerdo bilateral entre España y Marruecos para devolución de menores al reino alahuí. "La cooperación era excelente, y ahora multiplicamos por diez las llegadas de migrantes marroquíes y se han reducido a la mitad las devoluciones", ha apostillado.

En la réplica, Sánchez le ha dicho a Cosidó que "no puede poner encima de la mesa ningún logro" del Gobierno en este sentido, al tiempo que le ha reclamado "humildad", recordando que la repatriaciones de migrantes en situación irregular se redujeron en el periodo en que él estuvo al frente de la Dirección General de la Policía.

El 'popular' ha afeado al líder del Ejecutivo el "cambio de criterio" con devoluciones sumarias, al tiempo que ha avisado del "error" que supone la intención del Gobierno de retirar las concertinas de las vallas de Ceuta y Melilla.

Debido a que ésta es "una cuestión de Estado", según ha argumentado Cosidó, el PP "tiene la voluntad de llegar a un acuerdo". En este sentido, ha defendido la creación de una comisión especial de inmigración porque, a su juicio, es "el marco adecuado" para "construir consenso" en materia migratoria.

LA INMIGRACIÓN "COMO UN ARMA ARROJADIZA

Desde Unidos Podemos, el portavoz parlamentario Ramón Espinar ha lamentado abordar la inmigración como "arma arrojadiza" y para "competir ideológicamente". El portavoz del PNV en el Senado, Jokin Bildarratz, ha rechazado el proyecto sobre inmigración del Gobierno porque "no tiene fuelle, ni unidad", al tiempo que ha reclamado un acuerdo político en España y en el seno de la UE.

Asimismo, ha reclamado acabar con las detenciones de inmigrantes en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) así como la retirada de las concertinas de las vallas de Ceuta y Melilla. Además, ha recordado que los trámites para resolver las solicitudes de asilo sufren "un retraso histórico".

El portavoz del PSOE en la Cámara Alta, Ander Gil, ha acusado al PP de "cargarse" la política migratoria y de "sacar a pasear" un discurso que "sirve de abono" a la extrema derecha. En su opinión, el Gobierno de Pedro Sánchez ha "marcado" el rumbo en la UE. "¿Es demagogia salvar la vida a más de 600 humanos?", ha recalcado.

Asimismo, ha reprochado al PP que se pueden cumplir las obligaciones sobre el derecho a la vida y la protección y preservar la seguridad de las fronteras y ha apuntado que "todos los integrantes del Belén "son inmigrantes".

Desde Compromís, Carles Mulet ha apuntado que la acogida del Aquarius sirvió al presidente para "hacerse la foto" y fue un "postureo", teniendo en cuenta la situación que vivió el pesquero español 'Nuestra Madre Loreto', que el Ejecutivo le envió a Malta pese a que pidió un puerto español para desembarcar a los 12 migrantes que rescató en aguas cercanas a Libia.

Por su parte, el senador de Bildu Jon Iñarritu también ha afeado a Sánchez sus "gestos" y, concretamente, que todavía no haya retirado las concertinas ni derogado las devoluciones en caliente de la Ley de Seguridad Ciudadana.