Nacional

Acaba la precampaña con polémica sobre la postura del PP y el SMI

Casado anunció primero que actualizaría el salario mínimo desde el próximo año -pasando de 900 a 850 euros-, para luego asegurar que esa interpretación fue una nueva ?fake news?.
Efe, Madrid
11/abr/19 6:39 AM
Edición impresa

Efe, Madrid

La precampaña electoral se cerró ayer con una polémica en torno a una propuesta del PP sobre el SMI, que el líder del partido, Pablo Casado, dice que ?actualizará? mientras habla de cumplir la negociación alcanzada para situarlo en 850 euros en 2020, cuando ahora está en 900.

Casado negó, posteriormente, que su intención sea bajar el Salario Mínimo Interprofesional y volvió a calificar de fake news la interpretación en este sentido de sus declaraciones, al igual que hizo hace unas semanas, tras la controversia por una de las propuestas del PP en el ámbito de la maternidad. Para Casado detrás de estas polémicas sobre sus propuestas está el PSOE y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que se encuentra ?instalado? en las noticias falsas, e insistió en que los socialistas ?no va a colar sus mentiras esta semana?.

Pero, lo cierto, es que preguntado en Onda Cero por si ?deshará? la subida del SMI, Casado respondió: ?Lo que haré es cumplir, ahora que hablamos de cumplimiento de negociaciones, la negociación que llegó el Gobierno con acuerdo de la patronal y los sindicatos para subir el salario mínimo a 850 euros en el año 2020 y, además, respetando la subida que ya hicimos el año pasado de un 4 % y del año anterior, un 8 %?.

Además, criticó que los socialistas ?aceleraron? ese acuerdo y ?subieron 50 euros?, hasta los 900 actuales. Después, tuvo que salir al paso de sus propias declaraciones para negar que su intención sea bajar el SMI y asegurar que si gobierna lo que hará será convocar la mesa de negociación con sindicatos y patronal, ?que es lo que debería haber hecho Sánchez?.

Los partidos están con la mirada puesta en la jornada de hoy, en la que la campaña electoral no se inicia hasta esta medianoche, cuando podrán empezar a pedir el voto, pero ya realizarán actos por la tarde para iniciar esta carrera hacia las urnas que se ha convertido casi en maratón. La mayoría de las formaciones han elegido Madrid para este acto cada vez menos tradicional, que en muchas ocasiones hasta obvia la pegada.