Tenerife Norte
NOROESTE

Los cambios en la red Norte de Titsa no convencen a los alcaldes

Los mandatarios de San Juan de la Rambla, La Guancha, Icod, El Tanque, Garachico, Los Silos y Buenavista del Norte lamentan la falta de consenso previo y reiteran varias demandas.
El Día, La Orotava
19/ene/19 1:36 AM
Edición impresa

El Día, La Orotava

Los cambios en la llamada red Norte de Titsa, anunciados por el Cabildo de Tenerife esta semana, siguen sin convencer a los alcaldes del Noroeste de la Isla, que vuelven a lamentar que "el Cabildo y la empresa Titsa sigan realizando las programaciones de sus servicios sin información ni consulta previa a los municipios y a sus habitantes, como se ha prometido reiteradamente". Por ello anuncian que "declinan cualquier responsabilidad en el mal funcionamiento de la nueva programación", y que estarán "muy vigilantes para denunciar y reclamar cualquier deficiencia".

Tras una reunión de alcaldes y alcaldesas celebrada en el Ayuntamiento de Buenavista, los alcaldes de San Juan de la Rambla, La Guancha, Icod de los Vinos, El Tanque, Garachico, Los Silos y Buenavista han emitido un comunicado conjunto en el que lamentan "la pérdida de frecuencia de la línea 106 entre Icod y Santa Cruz de Tenerife, especialmente la desaparición de horarios de tarde-noche desde Icod hacia Santa Cruz".

Fidela Velázquez (PSOE), Antonio Hernández (PP), José Ramón León (Somos Icodenses), Román Martín (PSOE), José Herriberto González (CC), Santiago Martín (PSOE) y Eva García (PSOE) han aparcado diferencias partidistas para manifestar su preocupación por "los equipamientos de las paradas preferentes de los Realejos y La Orotava (El Ramal)", y exigir al Cabildo "las mejores dotaciones posible para los usuarios en estas dos paradas, actualmente con grandes deficiencias en su equipamiento".

Los alcaldes ruegan al Cabildo y Titsa que, en el futuro, "tal y como se ha prometido", cualquier nueva modificación "se informe o consulte previamente".

Se muestran "a la expectativa" ante el funcionamiento de la nueva programación, y se ponen a disposición de los vecinos y ciudadanos en general para recibir toda la información, incidencia o queja a que pueda dar lugar esta nueva organización de Titsa, "para trasmitirla a los responsables, y exigir conjuntamente los cambios que sean precisos".

En su comunicado, añaden que "una cuestión de suma importancia para los usuarios son los tiempos de espera", por lo que exigen a Titsa "la mayor coordinación posible entre los servicios de la Isla Baja con las salidas y llegadas de las líneas Santa Cruz-Icod, para que los transbordos hacia y desde la 106 y 108 sean lo más inmediatos posible, evitando que los viajeros tengan que esperar una hora para tomar la siguiente guagua, en cualquiera de los dos sentidos".

Los mandatarios sí valoran la nueva programación de la línea 108, con salida cada hora desde Icod hacia Santa Cruz, y viceversa, y cada media hora desde Los Realejos. Sin embargo, advierten de que el aumento de las paradas de esta nueva 108, en relación con las 106, especialmente la subida hasta la estación de La Orotava, "es un grave inconveniente, que sin duda producirá el aumento de la duración de los viajes, en comparación con la rapidez de la 106".

Debido al incremento de la frecuencia de la 108, los alcaldes y alcaldesas estarán "vigilantes respecto al desarrollo de esta nueva programación, para ver si la mayor duración del viaje puede ser asumible o no por los usuarios".

Respecto a la línea 363, ven "con buenos ojos" la frecuencia cada media hora de la nueva programación, "pero se echa de menos que esta línea no pase ahora por El Botánico sino por Las Arenas, aumentando así el tiempo del viaje considerablemente". Por ello, proponen a Titsa que, de forma alterna, esta línea 363 pase por El Botánico y por Las Arenas.

NOROESTE