La Palma

El alemán que llevó a la UE la autovía de El Paso también denunció el puerto

Según consta en la documentación entregada al eurodiputado Gabriel Mato, la Comisión Europea sitúa el inicio de la investigación de las obras del puerto de Tazacorte en la denuncia hecha en mayo de 2010 por un ciudadano alemán que también alertó, previamente, del proyecto de autovía entre Santa Cruz y Los Llanos.
M. CHACÓN, Los Llanos
7/mar/12 1:29 AM
Edición impresa

La Comisión Europea ha puesto nombre y apellidos a la denuncia que ha colocado contra las cuerdas las obras de ampliación del puerto de Tazacorte. Según la información remitida por la oficina del eurodiputado Gabriel Mato, quien solicitó información tras conocer la modificación del proyecto anunciada por el Gobierno de Canarias ante la investigación abierta por la UE, el comisario de Política Regional, Johannes Hahn, sitúa la actual investigación realizada sobre el puerto en una denuncia remitida en mayo de 2010 por un ciudadano de nacionalidad alemana que ya había alertado previamente de otro proyecto para construir una autovía en La Palma, entre Santa Cruz y Los Llanos.

La denuncia inicial presentada por Gerhard Holzinger en enero de 2010, cuestionaba la política de ayuda a las regiones ultraperiféricas. El peticionario solicitaba que se evaluase la sostenibilidad medioambiental de una autovía (que calificaba de autopista) planificada entre Santa Cruz de La Palma y Los Llanos de Aridane. Consideraba que se podría alcanzar el mismo fin mejorando las carreteras existentes y opinaba que con la ayuda financiera de los fondos regionales a las regiones ultraperiféricas se estaba contribuyendo a la destrucción de numerosas zonas naturales y que se deberían cubrir preferentemente los costes de mantenimiento de las infraestructuras existentes, en vez de destinar ayudas solo a nuevas infraestructuras.

En su momento, la Comisión Europea calificó de "prematura" la necesidad de pronunciarse sobre ese proyecto de autovía (que no autopista) promovida por el Gobierno de Canarias. En cualquier caso, la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, encargada de estudiar las quejas de los ciudadanos de la UE, acordó mantener abierta la petición del denunciante de cara a futuras fases del proyecto, entendiendo que el mismo aún no contaba con un estudio de evaluación de impacto medioambiental.

En cualquier caso, dejó claro que compartía plenamente el interés del peticionario respecto a que, dadas las limitaciones territoriales de la isla de La Palma, fuese prioritario destinar los fondos estructurales a reforzar infraestructuras existentes y sostenibles.

En esa línea, las autoridades españolas confirmaron que el proyecto de la nueva autovía no iba a recibir ningún tipo de financiación comunitaria. Es más, solicitaron pruebas al denunciante y solo recibieron críticas de carácter general sobre el proyecto.

Pero ese mismo ciudadano alemán envió el 4 de mayo de 2010 nuevas informaciones concernientes a otro proyecto, la cofinanciación del puerto de Tazacorte con fondos Feder, para una obra de hasta 50 millones de euros. Afirmaba que "el puerto se utilizaría para la exportación de plátanos de Canarias, que solo son competitivos gracias a las subvenciones de la UE. Además, el puerto de Tazacorte será utilizado por un operador privado solo como puerto deportivo".

Así, la Comisión consideró justificada, de nuevo, la preocupación del peticionario de que los fondos regionales deben dedicarse a desarrollar ámbitos como la salud, las energías renovables y la educación. Con ese fin se incluyó en el Feder para las Islas Canarias, en el periodo 2007-2013, una asignación especial de 112 millones de euros para la investigación y la innovación. Además las Islas Canarias son la única región española del objetivo de competitividad en la que el Feder cofinancia infraestructuras sociales (hasta 108 millones de euros).

Después de haber examinado debidamente esta nueva información, la Comisión Europea abrió la correspondiente investigación y se reunió con los representantes del organismo de Puertos de Canarias el 17 de junio de 2010.

Inicialmente se justificó la obra que se iba a ejecutar como necesaria para la plena operatividad del puerto, pero posteriormente se confirmó una ampliación del puerto deportivo sin justificación.