Santa Cruz de Tenerife

Tan cerca y tan lejos

Las ciudades de Santa Cruz y La Laguna se han ido separando con la crisis económica. Mientras que la segunda despunta y alquila con más frecuencia sus locales del centro, la primera tiene dificultades para despegar, formando dos realidades opuestas del sector comercial.
VIZOSO/CARRASCOSA,Tfe Edición impresa

Las comparaciones son odiosas, pero entre familiares cercanos es imposible no hacerlas. Lo mismo ocurre con dos ciudades hermanas, Santa Cruz de Tenerife y La Laguna. Son diferentes, pero ambas tienen la particularidad de concentrar el mayor entramado empresarial de la isla.

Sin embargo, la crisis económica las ha hecho diferenciarse más y, mientras que La Laguna parece que está en ascensión, Santa Cruz se ha estancado y la actividad comercial no remonta ni abre en festivo.

Isidro Martín, delegado en Tenerife de Expertos Inmobiliarios, reconoce que "se alquila mucho mejor en La Laguna que en Santa Cruz". Martín hace referencia específicamente a los locales (que son los que cuentan con escaparate).

Aunque los precios dependen de las zonas, este experto explica que el coste de los alquileres de los locales estaba más bajo en La Laguna que en Santa Cruz, por lo que ahora, tras unos años de subida, se ha establecido a la par en muchos casos.

Los motivos de esta ebullición comercial de La Laguna son variados. Según Martín, pueden influir las políticas municipales de dinamización, la uniformidad de La Laguna, que los escaparates sean de menor tamaño en el casco de Santa Cruz... Lo cierto es que hay "más demanda" de alquiler de locales en La Laguna y que "se alquila mejor".

La capital, sin embargo, ha languidecido durante años, limitando casi exclusivamente la actividad comercial a unas pocas calles del centro.

Julio Pérez, primer teniente de alcalde de Santa Cruz de Tenerife y consejero delegado de la Sociedad de Desarrollo, no rehuye la comparación con La Laguna. "Los laguneros y los santacruceros hemos vivido mirándonos unos a otros", opina, para añadir que lo deseable sería "que empezáramos a vernos como un conjunto único".

No obstante, el primer teniente de alcalde reconoce que "en algunas cosas La Laguna se ha anticipado y Santa Cruz ha quedado un poco retrasada, pero ahora tratamos de recuperar ese atraso".

Para ello, el consistorio ha iniciado acciones en varias direcciones. "Tratar que la playa esté en mejores condiciones; que el centro comercial tradicional esté más animado, que el conjunto urbano se perciba como un conjunto, que no haya fronteras invisibles".

"El conjunto monumental de Santa Cruz es estupendo, lo que pasa es que ha sido objeto de años de descuido (para no usar palabras más graves)", asegura el concejal delegado de la Sociedad de Desarrollo.

Menciona como ejemplos "el parque de Viera y Clavijo" o "el Cuartel de San Carlos" y apostilla que ambos "deberían ser objeto de un programa intensivo de rehabilitación". Sin embargo, también admite que "en estos momentos la disponibilidades presupuestarias son limitadas".

Por eso, Pérez no tiene problemas en decir que Santa Cruz debería imitar la política de conservación de su casco histórico. Hace hincapié, no obstante, en el "encanto propio y distinto" de la capital chicharrera.

También cree que ambas ciudades se benefician de su cercanía. "Para Santa Cruz es una ventaja importantísima tener el aeropuerto de La Laguna, que está a 12 kilómetros". "Si aspiramos a que Santa Cruz sea puerto base para cruceros, la existencia de aeropuertos cercanos es una ventaja", añade.

Como otra de las asignaturas pendientes de Santa Cruz, Pérez opina que se deben estudiar políticas de aprovechamiento del litoral, como la de El Rosario, para optimizar los 55 kilómetros de línea de mar de la capital chicharrera.

Por otro lado, el presidente de la Federación de Comercio de Santa Cruz de Tenerife (Fedeco), Luis de Miguel Bartolomé, es reacio a entrar en comparaciones. Reconoce que La Laguna "tienes sus cosas buenas" como es el centro, pero recuerda que los comerciantes de otras áreas se quejan de que "se han centrado más en esas tres o cuatro calles que en el resto de La Laguna".

Además, en esta ebullición comercial lagunera dice que pesan factores muy variopintos como la tradición de comprar en La Laguna, que sea Patrimonio de la Humanidad o que el centro sea llano.

Al margen de esto, De Miguel hace hincapié en la concentración de grandes superficies que hay en Los Majuelos, a caballo entre las dos ciudades. "Eso ha venido a restar muchísimo la posibilidad de que el comercio canario pequeño salga adelante".

En este sentido, critica que la cuota de mercado de las grandes superficies a nivel regional "al menos duplica" la de más de 30.000 pequeños comerciantes de todas las Islas.

José Manuel Ramos, presidente de la Asociación de Empresarios de Zona Centro, cree que ambas ciudades "tienen su encanto". "No hay que valorar más uno que otro, sino los dos juntos", añadió.

Ramos asegura que La Laguna concentra el comercio en dos o tres calles y que en Santa Cruz la zona es más amplia. Así, no es que haya menos gente en la segunda, sino que se reparte por más espacio.

Por su parte, el gerente de la Asociación para el Pequeño y Mediano Comercio (Alapyme), Julián González, expuso que el fenómeno comercial de La Laguna se ha ido acrecentado, poco a poco, desde los últimos diez años. A su juicio, factores como la simplificación burocrática para abrir negocios, la mezcla del comercio y la cultura a nivel de calle y la aprobación del Plan Especial de Protección (PEP) del casco son hitos esenciales para entender la buena sintonía empresarial que existe en el municipio de Aguere.

En este sentido, apuntó que La Laguna se adaptó a la directiva Bolkestein desde 2002 y que el centro comercial de la ciudad transmite una clara sensación de calidad, seguridad y oferta.

Asimismo, destacó el trabajo que ha desempeñado el gobierno local en la búsqueda del consenso en las decisiones municipales, pues estar "todos juntos, es la fórmula", refiriéndose a los órganos de debate conjunto auspiciados por el consistorio en los últimos años como la Mesa de Comercio, el Foro Anticrisis, en proceso de conversión en el Foro Económico y Social de La Laguna, o el Consejo Sectorial de Urbanismo para el nuevo Plan General.

Por otro lado, el proceso de elaboración del nuevo PGO, al contrario que en Santa Cruz, fue precisamente uno de los principales temas en los que se maximizaron los esfuerzos en explicarlo a los diferentes agentes sociales y económicos de la ciudad, cuyas sugerencias se han tenido en cuenta en más de una ocasión.

Julián González subraya que el diálogo fluido mantenido durante años entre la administración y el sector empresarial ha permitido que "a la persona que quiere abrir un negocio no se le meta el miedo en el cuerpo, sino que, por el contrario, se la trate de animar para fomentar la emprendeduría".

Para hacer entender el buen momento de La Laguna, el gerente de Alapyme expuso que la relación entre la inversión privada y la pública en el municipio mantiene una relación de cinco a uno en favor de la primera. "Esto explica que la ciudad lidere, en estos momentos, una etapa comercial que no se había vivido en los años anteriores a la declaración de Patrimonio de la Humanidad", expuso González, para argumentar las distintas velocidades que se aprecian en el área metropolitana.

Planificación

La fórmula del éxito lagunero: comercio, cultura y ocio en un mismo espacio

"La ciudad de La Laguna es, hoy por hoy, una apuesta segura para los empresarios". Son palabras de Amid Achid, propietario del Grupo Número 1, durante su intervención en la conferencia del Tribuna Forum Ciudad de La Laguna, celebrado el pasado mes de diciembre. Y es que parece que el municipio ha dado con la "gallina de los huevos de oro", una particular fórmula mágica que se compone de mezclar, casi a partes iguales, la oferta comercial, la cultural y la de ocio, muchas veces, incluso, en un mismo espacio. No es difícil pasear por la ciudad y tener la opción de ir a una cafetería en la que se escenifican monólogos o entrar en una pequeña boutique en la que, además, se puede disfrutar de una pequeña exposición. Empresarios e inversores llevan a cabo sus proyectos de actividad económica en el municipio, para generar riqueza y empleo, de la mano de la administración para facilitar todo lo posible la creación de nuevos negocios. El propio alcalde, Fernando Clavijo, ha asegurado en más de una ocasión que el gobierno municipal tiene muy claras sus prioridades en este ámbito: ahondar en la administración electrónica para poner las menos trabas posibles a los nuevos negocios y asesorar de forma directa a aquellos emprendedores que comiencen una actividad.