Santa Cruz de Tenerife
BRAHIM HAFIFI PRESIDENTE DE LA REGIÓN MARROQUÍ DE SOUSS-MASS-DRÂA

"Tenerife y Marruecos pueden compartir turistas de alta capacidad"

Álvaro Morales, La Laguna
6/abr/15 5:55 AM
Edición impresa

A los carteles de conexión aérea entre Tenerife y Agadir (Marruecos) se unirán pronto en la Isla otros de comunicación por mar. Un paso clave que, sin duda, intensificará las relaciones entre la región de Souss-Mass-Drâa y Canarias y que, según subraya el presidente de esta parte del país norteafricano, Brahim Hafifi, de reciente visita en Tenerife, permitirá intercambiar turistas de alta capacidad económica entre ambos destinos.

¿Canarias es una oportunidad para Marruecos y al revés?

Interesa mucho la colaboración. Tenemos las mismas preocupaciones, compartimos dos sectores como el turismo y la construcción, el mismo clima y la amistad de ambos pueblos. Empezamos la colaboración desde hace mucho, inicialmente entre las cámaras de comercio, hemos firmado un acuerdo en 2008 y se trabaja en diversos proyectos, algunos ya materializados y con intercambio de visitas entre Tenerife y nuestra región desde hace 3 años.

¿La relación con Tenerife es más intensa que con otras islas?

Últimamente sí. Tenemos una excelente embajadora, la consejera Delia Herrera, que ha venido a nuestra región muchas veces, reuniéndose con autoridades de todo tipo. Hemos desarrollado proyectos con el Cabildo, como material de ecoturismo, instalar una línea marítima, en el ámbito cultural...

En su región, la más turística, ¿qué desarrollo prevé en este subsector en 5, 10, 15 años?

Compartimos una historia paralela con Canarias. Tenerife y Agadir eran un destino inicial de sol y playa. Desde entonces, Tenerife ha madurado y renovado su planta hotelera, diversificando su oferta con estudios y tecnología y eso no ha pasado en Agadir, con lo que tenemos que aprender de aquí. Per tenemos un gran potencial y la opción de productos mixtos con Tenerife, ganando todos.

Pero, ¿tienen cuantificado ese crecimiento en número de camas?

De aquí a 5 años queremos pasar de 30.000 camas a 50.000, aparte de desarrollar otro tipo de turismo.

¿Qué opciones se les abren a las constructoras canarias?

Muchas empresas trabajan ya en nuestra región y todo pasa por concursos públicos en los que participan compañías de aquí y estudios de arquitectura. Además (y según introduce la consejera), tanto el Banco Europeo, el Banco Africano y la UE prevén para este periodo un marco estratégico de 7.000 millones en licitaciones que suponen una gran oportunidad para las empresas canarias.

¿En qué se fijan de Tenerife?

En el turismo en la naturaleza, la animación, la diversificación; en definitiva, el producto.

Sin embargo, al canario medio le puede extrañar que Marruecos, un país tan seco, hable de ecoturismo, ¿qué atributos tienen?

Una gran biodiversidad en fauna y flora, el parque nacional Souss-Massa-Drâa, el de la zona de montaña, 26 lugares ecológicos diferentes con aves exóticas, paisajes singulares, patrimonio cultural, especias, productos locales...

¿Se debe entender Marruecos como competencia turística para Canarias o se complementan?

Son complementarios. Incluso en el turismo de sol y playa y con deportes náuticos como el surf.

¿Cómo está la seguridad?

Somos un país muy seguro. La seguridad ha aumentado, sobre todo en las ciudades turísticas. De hecho, se han interceptado intentos de acciones que podían suponer un peligro para los turistas.

¿No temen que células yihadistas arraiguen en sitios claves: Marrakech, Casablanca, Agadir...?

La seguridad se ha reforzado considerablemente hace más de 1 año...

¿Es uno de los países más seguros del Norte de África?

Sin duda. Acabamos de crear un nuevo instrumento, similar al FBI, que garantiza la seguridad. De hecho, se han practicado detenciones de civiles que podrían plantear riesgos para la seguridad.

¿Qué tiene el resto de Canarias que deba exportar cuanto antes Marruecos en el plano turístico?

El saber hacer, la experiencia, los estudios, la trayectoria, la ordenación del territorio y de los espacios públicos y la rehabilitación de hoteles obsoletos. También necesitamos inversión e intercambio de capital humano para la formación. Para ello, hemos trabajado con el Cabildo en la línea aérea y ahora lo hacemos en la marítima. Hemos visitado el ITER...

¿Para cuándo se tendrá esa línea marítima?

Trabajamos para que, en este año, al menos esté el acuerdo institucional y, en cualquier caso, cuando la consejera se plantea un proyecto me quedo tranquilo.

¿Cuánto duraría la travesía?

Depende de la compañía...

¿Y no está más o menos calculado? ¿Qué compañías están interesadas? ¿Habrá competencia?

Estamos empezando a identificar la primera naviera interesada en trasladar vehículos y pasaje. Se cree que por encima de 6 horas.

¿En qué se ha anticipado turísticamente Marruecos a las Islas?

Tenemos un producto diferente y que se complementa. En Canarias se pone el acento en el producto. El 50% de los turistas buscan algo más que sol y playa y pensamos que nuestra oferta permite una perfecta simbiosis. Los turistas que vienen a Tenerife tendrán ahora la opción de ir también a Marruecos de forma fácil desde aquí, surgiendo una demanda para visitantes con alta capacidad económica que podrán intercambiar y compartir ambos sitios.

Aparte de Canarias y sus clientes habituales, ¿hacia dónde miran para ampliar su mercado?

Europa es nuestro principal mercado. Estamos buscando ahora penetrar en Polonia, países escandinavos, del Este, Chequia... También países del Golfo Pérsico y Emiratos por el turismo de negocios...

Aunque sea por la tragedia del terrorismo, ¿se han beneficiado de la situación en Egipto, Túnez...?

Lamentablemente no porque, desde el punto de vista europeo, estamos todos englobados y nos comparan con esos países. Por ello, tenemos que redoblar los esfuerzos para diferenciarnos.

¿Ligan su desarrollo turístico a las nuevas tecnologías y las energías limpias, como Dubai, Qatar...?

Toda la innovación vinculada al turismo es algo fundamental. Por ejemplo, alojamientos que usan la energía solar y reutilizan el agua. Hay una clientela que privilegia este modelo de turismo y supone una formación especial para los jóvenes que se preparan.

¿La situación del pueblo saharaui les perjudica a la hora de atraer a ciertos turistas críticos?

No creo. El turismo se ha desarrollado, hay línea aérea entre El Aaiún, Dajla y Casablanca, se celebran congresos en Dajla...

¿Cómo están siendo las relaciones con el Gobierno del PP?

España es nuestro primer socio económico, con lo que, obviamente, las relaciones son excelentes.

Pero, ¿no han apreciado cambios respecto al Gobierno anterior?

Por supuesto que siempre hay vaivenes, pero los intereses económicos priman y las relaciones son muy buenas. Hay consulado en Agadir con el que hacemos actividades y se prevé inversiones en turismo. Recibimos muchos turistas españoles que buscan el desierto y la naturaleza y, como región descentralizada, tenemos excelentes relaciones con los gobiernos de Canarias y Tenerife.

Una clase media alta muy atractiva para la Isla

La consejera insular de Acción Exterior, Carmen Delia Herrera, subraya la gran relación entre la Isla y esta región marroquí, así como con el resto de país. "Es muy estrecha, sobre todo por la cercanía. Se trata de una apuesta decidida, pues queremos tener máxima interconexión. Y eso se aprecia en los resultados, por ejemplo, de las líneas aéreas con Agadir, Senegal y países de la costa occidental africana. La línea marítima es muy importante. El crecimiento de Marruecos fue del 3% en 2014 y este año se prevé un 4,7. Posee una clase media alta muy interesante para Tenerife. De hecho, la Costa del Sol recibe 150.000 turistas marroquíes y podríamos captarlos. Además, Marruecos puede suponer una salida laboral para nuestros profesionales".