Santa Cruz de Tenerife

García Escámez "pide" una reforma

La ruta por zonas poco conocidas del barrio de Ofra, como los bloques de "los Maestros", con viviendas públicas vacías y otras "ocupadas", justifica la rehabilitación integral que solicita el PSOE.
J.D.M.
29/jun/17 6:05 AM
Edición impresa
García Escámez "pide" una reforma

J.D.M.

H ace casi 80 años que el Mando Económico de Canarias y su representante entonces, recién acabada la Guerra Civil, el Capitán General García Escámez, diseñó y dio su nombre al que hoy es un núcleo del distrito de Ofra-Costa Sur. Un barrio "modelo" en el urbanismo con mercado, oficina de Correos, plazas, rambla central y casas terreras. El PSOE de Santa Cruz presentará mañana en el pleno municipal la solicitud de una reforma integral e incluso una reurbanización a través de un Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU). Para justificar la medida los ediles socialistas José Ángel Martín, portavoz, Andrés Martín Casanova y Elena Mateo recorrieron la zona, sobre todo los puntos menos conocidos, junto a un grupo de vecinos encabezados por el incombustible Pepe.

"A medida que nos vamos alejando de lo más visibles el deterioro aumenta". Lo aseguraba Martín mientras el grupo se adentraba en la depauperada plaza de la trasera de Correos. Hojas sin barrer hace mucho tiempo, un pavimento lleno de toboganes con losetas partidas en su mayoría y una visión "dantesca" de las denominados "bloques de los maestros" destinados a docentes antes y hoy en absoluto abandono. En el centro del perímetro cuya superficie en parte es de arena preside el pedesatal que un día sostuviera el busto de García Escámez. Se planteó ponerla en la cercana plaza dedicada a Bartolomé García, estudiante asesinado en la década de los 70 por la policía franquista, pero "nunca se hizo realidad".

Martín insistió nada más partir del Mercado de La Abejera: "Aquí hay viviendas de titularidad municipal y eso desmiente el recurrente mensaje de que no existen, pese a las necesidades de la gente".

La imagen es de suciedad "perpetua", vegetación que nadie cuida y basura tirada en los patios. Los vecinos relatan que en la mayoría de las viviendas públicas hay "ocupas" salvo una porque "el techo está hundido". En otra, aseguran, "queda de alquiler una vecina de 94 años a la que en 2015 prometieron reubicar pero ahí sigue". Valoran las fuentes que "hay personas que tienen necesidad de una casa donde vivir y por eso han entrado pero ni limpian ni cuidan el entorno"-

El líder municipal del PSOE resumió: "Muchas casas terreras presentan problemas de humedades, salubridad e higiene porque desde otras, cerradas y con paredes anexas, llegan las aguas fecales y las cucarachas u otros bichos" .

Apuntó "la necesidad de rehabilitar los balcones de las 96 Viviendas -de la carretera general hacia arriba y primer núcleo habitado-. Solo uno, sufragado por los vecinos con coste sobre 1.000 euros, se ha reparado y otros aparecen con la malla verde de mínima protección". Recordó "el deterioro de espacios públicos en una zona con potencialidad urbanística" y recalcó que "hay viviendas municipales". Razones para pedir "la rehabilitación integral que incluya la reurbanización y mejora de alcantarillado y pluviales".

Los vecinos lo corroboran y advierten de peligros "las ilegalidades en la autoconstrucción de las 96 Viviendas que han convertido ese entorno en un peligro en caso de emergencias porque lo ha consentido el ayuntamiento".

Quienes allí viven reconocen el legado de García Escámez, un militar con un concepto de urbanismo para la gente. No quieren cambiar el nombre de su barrio pero sí mejoras después de casi ochenta años.