Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Madrid sin Cristiano también intimida leer

Safari Alien en Neotrópico

El Ayuntamiento capitalino y la Fundación Neotrópico ponen en marcha un programa educativo y de concienciación sobre los peligros de las especies invasoras en la Isla.
P.P.P.
11/abr/18 6:17 AM
Edición impresa
Safari Alien en Neotrópico

C oncienciación sobre los peligros de las especies invasoras. Ese es el objetivo final del programa Safari Alien, un taller formativo para menores gestionado por la Fundación Neotrópico para dar a conocer las especies introducidas o víctimas del tráfico ilegal de animales y los problemas que suponen su asilvestramiento para la fauna endémica una vez que se abandonan o son intervenidas en la vía pública.

Ese interesante e importante programa fue presentado ayer en las instalaciones de la propia sede de la fundación que dirige el biólogo Jaime de Urioste, un acto al que acudieron el alcalde y el concejal de Medio Ambiente de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez y Carlos Correa, respectivamente, coincidiendo con la primera visita de alumnos del colegio Tagoror.

En el recinto, con biólogos como guías, los niños pudieron conocer las barbaridades de tener animales peligrosos y alejados de sus entornos naturales, como auténticos cocodrilos del Nilo, mapaches, tarántulas, primates, tortugas, loros, cotorras, escorpiones, águilas y serpientes, entre otros, todo ello destacando que son especies de animales que se han intervenido y que la Fundación Neotrópico los ha acogido en espera de resolver su futuro a través de centros especializados que se hagan cargo de ellos.

A través del plan Safari Alien, los colegios hacen visitas al parque García Sanabria, enclave en donde se suelen abandonar algunas especies exóticas, donde los jóvenes aprenden a diferenciarlas de las endémicas con la ayuda de especialistas. En este caso, el plan se completa con la visita a la sede de la Fundación Neotrópico, en donde se les conciencia sobre el control de las especies y se dan a conocer las salas de investigación, cuidados y de atención, al margen de los proyectos de futuro.

Tanto Bermúdez como Correa valoraron el trabajo que realiza la fundación con el amparo del ayuntamiento, que "es el que ha apostado por una instalaciones modélicas" que se transforman "en una herramienta" para que los jóvenes conozcan la problemática de la introducción de especies exóticas. "Y es importante que sepan los peligros de tenerlos y luego soltarlos o que se escapen", dijeron.