Santa Cruz de Tenerife
EFEMÉRIDES DE SANTA CRUZ

Buques que han elegido la capital tinerfeña en su viaje inaugural

José Manuel Ledesma Alonso (Cronista Oficial de la Ciudad de Santa Cruz de Tenerife)
31/mar/19 6:38 AM
Edición impresa
 

José Manuel Ledesma Alonso (Cronista Oficial de la Ciudad de Santa Cruz de Tenerife)

Coincidiendo con la primera escala del crucero de turismo Aida Nova en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, en su viaje inaugural del pasado 19 de diciembre de 2018, vamos a recordar algunos de los buques que le han precedido en el tiempo.

A partir de 1880, las actividades portuarias se consolidaron con la llegada de trasatlánticos repletos de turistas que, estimulados por la expansión imperialista europea, comenzaban una nueva industria para las Islas.

Este desarrollo se vio favorecido por el auge de la navegación a vapor, la condición de Puerto Franco, y el nuevo papel asignado a Santa Cruz como estación de carboneo internacional; a todo ello había que añadir las bellezas naturales de la Isla y las cualidades sanitarias del clima; las cuales serían divulgadas en Europa a través de la prensa, guías turísticas para forasteros, libros de viajes y folletos.

Consciente de la importancia de este sector, la Autoridad Portuaria, el Cabildo y el Ayuntamiento continúan promocionando esta actividad comercial, asistiendo a las ferias internacionales de cruceros de turismo en la que se dan cita los principales armadores y tour-operadores; además, cuando un crucero viene por primera vez, los remolcadores del Puerto le recibe con una cortina de chorros de agua, y la Autoridad Portuaria le hace una visita protocolaria a su capitán, haciéndole entrega de la tradicional metopa.

Entre los numerosos cruceros de turismo que a lo largo de estos 130 años han hecho escala en nuestro Puerto vamos a enumerar algunos de los que lo hicieron en su viaje inaugural.

El pionero de los barcos de turismo, el Lusitania de la Orient Lines, lo hizo en su viaje inaugural de Londres al Caribe en 1889. Durante dos días sesteó en la bahía santacrucera para que los pasajeros recorrieran el Norte de la Isla en los Landeau (coches de caballos) que existían en Santa Cruz.

Le seguiría el Ile de France, de la Societé des Transports Maritimes de Marsella, en 1907. El primer día, los turistas realizaron excursiones en tranvía hasta La Cuesta y luego, en coches de caballos llegaron a Güímar; al día siguiente, el tranvía les llevaría a Tacoronte, desde donde fueron trasladados en landeau al Puerto de la Cruz, donde reembarcaron.

El Cap Polonio, de la compañía Hamburg Sudamerikanische, realizó su viaje inaugural a América del Sur (línea del Plata), el 24 de febrero de 1922.

El Ayuntamiento de Santa Cruz, como agradecimiento a su capitán, Enerst Rolín, por procurar que periódicamente la escala de su barco fuese un atractivo para los pasajeros, le nombró Hijo Adoptivo y le dedicó una calle (Comodoro Rolín).

El paquebote France, de cuatro chimeneas, uno de los buques más lujosos y cómodos de su época, de la Compagnie Générale Transatlantique, realizó su viaje inaugural el 18 de enero de 1930. Esta vez, los turistas que visitaron el valle de La Orotava, Puerto de La Cruz y La Laguna, lo hicieron en 60 Faetones -lujosos taxis de la época-.

Las escalas de cruceros de turismo en el puerto tinerfeño se paralizarían durante las Guerras Mundiales y la posguerra, hasta que en 1949 hizo escala el trasatlántico norteamericano Constitution, en su viaje inaugural.

También lo hicieron los trasatlánticos de la emigración a Sudamérica: el Cabo de Hornos, que llegó el 8 de octubre de 1940; el Enrico Costa, el 30 de marzo de 1951; el Begoña, de la Compañía Trasatlántica Española, el 4 de abril de 1957; el Cabo San Roque y el Cabo San Vicente, buques gemelos de la Naviera Ybarra, el 11 de septiembre de 1957, y 17 de junio de 1959, respectivamente; el Santa María, de la Compañía Colonial portuguesa de Navegación, el 10 de noviembre de 1958, cubriendo la línea regular entre Lisboa y Buenos Aires.

El trasatlántico Santa María, cuando navegaba de Curazao a Miami, vía Santa Cruz de Tenerife y Lisboa, con 612 pasajeros y 350 tripulantes, protagonizó el primer acto de terrorismo de la historia, el 22 de enero de 1961, cuando un comando de 24 hombres, pertenecientes al Directorio Revolucionario Ibérico de Liberación (DRIL), a las órdenes de Henrique Galvào, se apoderaron del buque, y dieron muerte al tercer oficial e hirieron a tres marineros.

El 23 de enero de 1962 llegaría el France. A bordo viajaban 2.000 pasajeros, entre los que se encontraban madame De Gaulle, esposa del presidente de Francia, acompañada de su hijo Felipe, capitán de corbeta; madame Debré, esposa del primer ministro galo; el presidente de la naviera, y otras personalidades.

En 1968 tuvo lugar la primera escala del trasatlántico norteamericano United States, que venía de ganar la Cinta Azul.

A partir de la Navidad de 1973, la estrategia comercial de emitir por televisión la serie "Vacaciones en el mar", a bordo del Pacific Princess, hizo que el sector se fortaleciera de tal manera que los buques de turismo volvieron a tomar el auge de épocas anteriores.

El Canberra, de la P&O Cruises, nos visitó el 16 de marzo de 1960, en su viaje inaugural de vuelta al mundo en 90 días.

El trasatlántico Achille Lauro, el gran barco azul, hizo escala en nuestro Puerto en noviembre de 1979, en el primero de sus viajes alrededor de África. Este barco sería protagonista de nuestro puerto pues, el 23 de enero de 1982, en el viaje de Ciudad del Cabo a Génova, con escala en Santa Cruz de Tenerife, las dificultades financieras de la flota hizo que fuese embargado por diversos acreedores y permaneciera amarrado al muelle Sur durante un año.

El Royal Viking Sum, el crucero de turismo más lujoso del mundo, hizo su primera escala, en abril de 1989.

El Quen Elizabeth 2, de la Cunard Line, llegó en abril de 1989, recién salido de los astilleros. Lo haría para recoger al presidente y al director general de su compañía que previamente habían llegado en avión. Nos volvería a visitar el 26 de octubre de ese año, ahora en el crucero inaugural.

El velero francés Club Med I, atracó en el muelle Sur en su viaje inaugural, el 15 de septiembre de 1990, con 115 turistas de alto standing.

El Arcadia y El Aurora, de la P&0 Cruises, nos visitaron el 30 de diciembre de 1997 y en el mes de mayo de 1999, en su primer crucero de vuelta al mundo.

La primera visita del crucero de gran lujo Costa Atlántica, fue en noviembre del año 2000, y el The World celebró la fiesta de fin de año del 2002, en Santa Cruz de Tenerife.

El Queen Mary II, de la Cunard, hizo escala en 2004, en su viaje inaugural. Era el mayor crucero del mundo, de 345 m de eslora y capacidad para 3.104 pasajeros. Su llegada y estadía causaría gran expectación en la ciudad y en la isla.

El Aida Nova, de AIDA Cruises, de 337 m de eslora (largo) y 40 m de manga (ancho), primer buque ecológico que opera en Canarias, ya que es propulsado con gas natural, hizo escala en su viaje inaugural, el 19 de diciembre de 2018. En sus 20 cubiertas, con 2.500 camarotes, puede albergar a 5.200 pasajeros, atendidos por 1.650 tripulantes.

Esta nave, de clase excelencia, también inauguró la nueva terminal de cruceros del Muelle de Ribera, cuya concesión explotará Carnival Corporation, el principal grupo de cruceros del mundo.

EFEMÉRIDES DE SANTA CRUZ