Sociedad

Alertan del riesgo de fatiga durante la conducción

Según los organizadores de la campaña de seguridad vidal "Un refresco, tu mejor combustible", la fatiga causó 139 muertos en España en 2009. Proponen para evitarla hidratarse con un refresco.
EFE, Valladolid
6/ago/10 7:36 AM
Edición impresa

EFE, Valladolid

Los organizadores de la campaña de seguridad vial "Un refresco, tu mejor combustible" alertaron ayer del riesgo de la fatiga durante la conducción, una circunstancia que supuso 139 muertos en España en 2009, la mayor parte registrados en Andalucía, con veintiocho, y en Castilla y León, veinticuatro.

El coordinador de Seguridad Vial del Real Automóvil Club de España (RACE), Antonio Lucas, explicó ayer a los periodistas en Valladolid el peligro que conlleva ponerse al volante con fatiga o somnolencia, una situación que representó la cuarta causa de accidentalidad con víctimas mortales en carretera en España durante el año pasado, en función de las cifras de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Lucas especificó los síntomas que delatan el cansancio en la conducción y que deben hacer parar para descansar, y citó los bostezos, la necesidad de cambiar de postura o incluso los zumbidos de oídos, además de la detección de errores durante un trayecto largo, entre los que ha citado la incapacidad para darse cuenta de un coche que va a adelantar.

Parar cada dos horas o doscientos kilómetros en el caso de los turismos y cada hora o 250 kilómetros en el de las motocicletas figuran entre las principales recomendaciones para evitar daños derivados del cansancio.

Una vez detenido el vehículo, los consejos se centran en relajar el cuerpo, recuperar el tono físico e hidratarse, sin esperar a notar la necesidad de beber para tomar un refresco, ya que además de la hidratación que aporta el agua, el cuerpo necesita glucosa para la actividad cerebral.

Por comunidades autónomas, de los 139 muertos por fatiga o somnolencia contabilizados en el pasado año, además de los veintiocho de Andalucía y veinticuatro de Castilla y León, se calcularon veinte en Castilla-La Mancha, quince en Valencia, nueve en Cataluña, ocho en Aragón y Madrid, y seis en Galicia.

Las autonomías en las que se desencadenaron menos accidentes por estas causas en el mismo periodo fueron Extremadura, con cinco fallecidos; Asturias, La Rioja, Murcia y Navarra, con tres en cada caso; Canarias con dos y Cantabria y Baleares con uno, según los datos facilitados por el coordinador de Seguridad Vial del RACE.