Sociedad
CONSERVACIÓN / GREENPEACE

Artistas y famosos colaboran en la construcción del Rainbow Warrior III

Madrid, EFE
24/ago/11 15:21 PM
eldia.es
El activista holandés Rien Achterberg (d) muestra el signo de la paz ante la nueva embarcación de Greenpeace, el 'Rainbow Warrior III', en el Fassmer Wharf de Berna, Alemania./

Madrid, EFE Celebridades como Meo Messi, Paul Mc Cartney, Jamiroquai o la actriz estadounidense Patricia Arquette colaboran mediante una subasta en la construcción del Rainbow Warrior III, el nuevo buque insignia de Greenpeace.

La puja, que comienza hoy y estará vigente hasta el 21 de septiembre, incluirá dos entradas VIP para un concierto del ex Beatle, una oportunidad para conocer al futbolista argentino Leo Messi o una colección de obras de arte de Pablo Picasso, entre otros artículos, según indica Greenpeace en un comunicado.

Participar en la construcción del nuevo Rainbow Warrior "es una oportunidad para todos nosotros de ser parte de la historia a la vez que decidimos qué tipo de futuro queremos para nuestros hijos", ha manifestado la actriz y cantante Lucy Lawlees en representación de todos los artistas que colaboran en la subasta.

Cualquier persona que lo desee puede participar en esta puja, organizada por la casa de subastas online Charitybuzz, a través de la dirección http://www.charitybuzz.com/greenpeace.

Según indica la organización ecologista, el Rainbow Warror III es el primer buque especialmente diseñado por Greenpeace y estará listo para navegar en otoño de 2011.

Una de las principales características de este nuevo barco será una serie de "revolucionarias velas" A-frame que le permitirán reducir drásticamente sus emisiones de carbono en sus viajes alrededor del mundo, indica Greenpeace en su nota de prensa.

La misión del Rainbow Warrior III será la de testimoniar las agresiones medioambientales y adoptar medidas para prevenir los delitos medioambientales en todo el mundo, tal y como señalan desde la organización naturalista que este año cumple su 40 aniversario.

Su predecesor, el Rainbow Warrior II, fue cedido por Greenpeace a la ONG Friendship en Bangladesh para convertirse en un barco hospital, tras 22 años proporcionando ayuda humanitaria, bloqueando pruebas nucleares o impidiendo la caza de ballenas.

CONSERVACIÓN / GREENPEACE