Sociedad

Derecho a Vivir denunciará a la Junta de Andalucía por omisión de auxilio

La Asociación Derecho a Vivir anuncia que está analizando las opciones de interponer una denuncia contra la consejera de Salud de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, por un posible delito de omisión de auxilio tras "ordenar" la retirada de una sonda de alimentación a una anciana con un infarto cerebral.
E. PRESS, Huelva/Madrid
26/ago/11 1:24 AM
Edición impresa

E. PRESS, Huelva/Madrid

La Asociación Derecho a Vivir (DAV) anunció ayer que está analizando las opciones de interponer una denuncia contra la consejera de Salud de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, por una posible vulneración del derecho fundamental a la objeción de conciencia y un posible delito de omisión de auxilio, después de "haya ordenado dejar de alimentar a una anciana de 90 años desvalida e interna" en el hospital Blanca Paloma en Huelva.

En un comunicado, la portavoz de DAV, la doctora Gádor Joya, aseguró que han encargado "un dictamen jurídico sobre la base de los hechos conocidos de este caso" al entender "que pueden ser conductas ilícitas contra derechos fundamentales, tipificadas en el Código Penal", a lo que añadió su intención de presentar la denuncia "a lo largo de la próxima semana".

"La señora Ramona Estévez de 90 años está inconsciente después de sufrir un infarto cerebral y se encuentra hospitalizada en Huelva. Se alimenta por medio de una sonda nasogástrica, sin la cual morirá de inanición. Su familia asegura que la anciana pidió verbalmente no someterse a este cuidado y, asesorados por el lobby eutanásico Derecho a Morir Dignamente, su hijo pidió a la Junta de Andalucía que obligue a los médicos a retirar la sonda de alimentación", manifestaron desde la asociación.

En este sentido, la doctora matizó que "no es un tratamiento médico, sino un cuidado básico, como es la alimentación de toda persona. Si dejan de alimentarla, morirá, y no de una forma precisamente digna".

La portavoz de la asociación recordó que "muchos médicos y ciudadanos están preocupados por el empecinamiento del Gobierno en legalizar subrepticiamente la eutanasia".

"Ya advertimos de que con la Ley andaluza de Muerte Digna y con el proyecto de la Ley nacional empezaríamos a ver muy pronto en España casos como éste: prácticas eutanásicas disfrazadas de decisiones compasivas, así como desatención de los cuidados paliativos a los que todo paciente tiene derecho y vulnerabilidad cada vez mayor del médico en el ejercicio de su libertad de ciencia y de conciencia", añadió.

La doctora Joya lamentó a su vez "el cinismo" de la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, que, ante la polémica suscitada por la decisión de la consejera de Sanidad andaluza de dejar de alimentar a la señora Ramona Estévez, "volvió a invocar el consenso para sacar adelante el proyecto de Ley de Derechos de la Persona ante el Proceso Final de la Vida, más conocida como Ley de Muerte Digna".

Sobre este asunto se manifestó también ayer la portavoz del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, Soraya Sáenz de Santamaría, quien apuntó que el candidato socialista a las elecciones generales, Alfredo Pérez Rubalcaba, debería hacer una ley "para que los españoles puedan vivir con dignidad", además de hablar de muerte digna.

En una entrevista, la diputada popular criticó el anuncio realizado por Rubalcaba el pasado viernes de que, en caso de ganar las elecciones generales, previstas para el próximo día 20 de noviembre, la primera ley que piensa aprobar será la denominada de "muerte digna".