Sociedad

Los bloqueos obligan a mantener recluidos a casi 3.000 presos de Can Brians

Barcelona, EFE
13/ene/12 10:23 AM
eldia.es

Barcelona, EFE Los bloqueos en los accesos a cárceles catalanas que protagonizan funcionarios de prisiones han obligado a mantener en sus celdas a la mayoría de reclusos de los centros Can Brians I y II de Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), que suman casi 3.000 internos.

Según han informado fuentes del Departamento de Justicia, concentraciones de funcionarios mantienen bloqueados desde primera hora de esta mañana los accesos a las prisiones Can Brians I y II, Quatre Camins de La Roca del Vallès (Barcelona) y Tarragona.

Con estas protestas, los funcionarios pretenden forzar las conversaciones que desde hace un mes mantienen con Servicios Penitenciarios sobre los recortes salariales, una negociación que estaba pendiente de una reunión prevista para las 11:00 horas de hoy que, sin embargo, Justicia ha desconvocado a raíz de los bloqueos.

La concentración que está teniendo mayores consecuencias es la que se ha organizado en la carretera de acceso a las cárceles Can Brians I y II, donde unos 200 funcionarios han impedido el relevo de los funcionarios del turno de noche montando barricadas a las que han prendido fuego para evitar el acceso de los vehículos.

Las protestas obligan a mantener recluidos en sus celdas a la mayoría de presos de las dos prisiones de Sant Esteve Sesrovires, con la salvedad de algunos módulos excepcionales como el de psiquiatría, e impiden las visitas previstas de los reclusos con sus abogados y también con familiares.

Fuentes sindicales señalan que hoy es día de visitas en las cárceles catalanas, que se están suspendiendo debido a los bloqueos, lo que puede aumentar aún más el malestar de los presos que a consecuencia de las concentraciones no pueden salir al patio y seguir sus actividades con normalidad.

En las prisiones Quatre Camins y Joves de La Roca del Vallès (Barcelona), que albergan más de 2.000 presos, los internos de régimen ordinario han podido salir de sus celdas y acudir al patio después de que Justicia reforzó ayer el turno de funcionarios de noche en previsión de nuevas movilizaciones frente a las puertas de las cárceles.

En Quatre Camins se han concentrado unos 200 funcionarios, custodiados por un dispositivo especial de quince furgones antidisturbios de los Mossos d'Esquadra.

También en la cárcel de Tarragona, bloqueada por otra concentración de funcionarios, se han podido abrir las celdas y conducir a los reclusos al patio, aunque, como en el resto de centros, las protestas afectan a las visitas programadas y a las conducciones previstas de internos a juicios y otras diligencias judiciales.