Sociedad
INVESTIGACIÓN ALGAS

El Banco Español de Algas avisa que corre peligro por falta de financiación

Las Palmas de Gran Canaria, EFE
16/ene/12 16:25 PM
eldia.es

Las Palmas de Gran Canaria, EFE El Banco Español de Algas (BEA), un servicio del Centro de Biotecnología Marina de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), corre un serio peligro de continuidad en las islas por carecer de financiación, según ha informado hoy su gerente, Bruno Berheide.

El BEA, destaca Berheide, funciona bajo un consorcio conformado por el antiguo Ministerio de Ciencia e Innovación, que en la actualidad es la Secretaría de Estado Investigación, Desarrollo e Innovación, la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información y la propia ULPGC.

"En estos momentos tenemos sólo el 50 por ciento del presupuesto de 2012, a falta de que se pronuncie las otras dos partes, ya que la ULPGC ya ha dado su financiación para este año, a través del Campus Tricontinental", ha destacado.

Bruno Berheide ha asegurado que el BEA está a la espera que la Agencia Canaria y la Secretaría de Estado se pronuncien acerca de su participación financiera y, también, en el mantenimiento y en la promoción del Banco.

El gerente del BEA ha informado de que este centro subsiste con la parte de financiación de la ULPGC, con un plan de ahorro que puso en marcha a comienzos de 2011, y también con ingresos propios, que generan desde el pasado abril con la venta de servicios y productos.

"Hemos podido salir a la luz hace unos diez meses, cuando publicanos la web del BEA, después de ser revisada por la Comisión, y desde entonces ya hemos generado unos 40.000 euros, lo que supone casi un 5 por ciento de la financiación anual", ha subrayado.

El presupuesto para que el BEA funcione es de 850.000 euros, con el que se afronta la producción científica y el desarrollo de sus actividades, y en estos momentos solo dispone de 423.000 euros.

Berheide ha insistido en que falta que las otras dos partes que gobiernan el BEA, el Gobierno de Canarias y la Administración del Estado, se pronuncien acerca de su financiación.

"El BEA es un banco nacional pero tenemos otros compromisos, con depósitos de cepas y servicios internacionales, que de cerrar o bajar la actividad se pondría en entredicho", ha señalado.

Bruno Berheide ha asegurado que el BEA es "una ventana de oportunidad en el desarrollo de una bioindustria en Canarias, fuera del turismo", y que sin la financiación correspondiente corre un gran riesgo de que no continúe en el archipiélago.

Por su parte, el director de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información, Juan Ruiz Alzola, ha recordado que el Gobierno del Estado, dentro del Plan E, invirtió 2,6 millones de euros en las instalaciones de Taliarte del Centro de Biotecnología Marina de la ULPGC, y que el Gobierno canario fue invitado a participar en el consorcio de esa infraestructura.

En su opinión, el BEA ha tenido un trato especial, "en este caso por parte del Estado y no por el Gobierno de Canarias", ya que recibió un dinero para disponer de una instalación, "no para consolidar una financiación corriente".

Ruiz Alzola ha negado que el Gobierno de España, a través de la Secretaría del Estado, esté esperando a conocer qué cantidad pone el Gobierno de Canarias para ver qué financiación otorga al BEA: "Eso no es cierto, ya que nadie me lo ha planteado, porque el Estado, en ningún momento, se ha planteado dar una financiación estable en el tiempo".

Ha reiterado que la ayuda al BEA fue "una cuestión puntual dentro del Plan E" y que, en vez de hacer una infraestructura en un municipio, se decidió construirla en una universidad, "algo que hay que celebrar y agradecer, que una parte de ese dinero fuera a una obra científica".

"Una cosa es eso y otra que se conceda un derecho para obtener una financiación que no tenemos y que habría que quitarla de otro sitio; salvo que la ULPGC, en el ámbito de su autonomía, determine que quiere primar a unos centros en relación con otros", ha agregado Ruiz Alzola.

INVESTIGACIÓN ALGAS