Santa Cruz de Tenerife

El 43% de los jóvenes españoles que trabajan está sobretitulado para su cargo

El motivo del fenómeno conocido como sobretitulación se ha producido, según explica un informe del Instituto Internacional de Estudios sobre la Familia, por las dificultades de encontrar un empleo y por el abandono de las reticencias de los empresarios a contratar a jóvenes con titulación superior a la requerida.
E. PRESS, Madrid
26/ene/12 1:16 AM
Edición impresa

Uno de cada dos jóvenes se encuentra desempleado en España y, entre los que tienen trabajo, un 43% está realizando una actividad que requiere una formación inferior a su nivel de estudios, según el Informe sobre el desempleo juvenil presentado por el Instituto Internacional de Estudios sobre la Familia, The Family Watch (TFW).

El motivo del fenómeno conocido como sobretitulación se ha producido, según explica el informe, por las dificultades de encontrar un empleo y por el abandono de las reticencias de los empresarios para contratar a jóvenes con titulación superior a la requerida para ocupar el puesto de trabajo que ofertan.

Esta situación se ha visto agravada en la actual crisis económica por el conocido por los expertos como el "efecto tijera", que supone que mientras en otras crisis se ha resentido el empleo entre mayores, en este caso afecta sobre todo a la población más joven.

Por ello, el director general de TFW, Ignacio Socías pidió al Gobierno durante la presentación del informe que "reconozca el problema y arbitre una política diferenciada para resolver los problemas del desempleo juvenil".

Socías propuso el establecimiento de un sistema dual, similar al modelo alemán, que favorezca a los desempleados juveniles pasar media jornada laboral formándose y la otra realizando prácticas remuneradas en empresas, como medida para aliviar la delicada situación laboral de los jóvenes. Junto a esta reforma, recomendó también cambios para adaptar la formación a la demanda y el establecimiento de medidas de bonificación y fomento de la contratación juvenil entre los empresarios.

El director general de TWF reconoció el esfuerzo que supone para las familias y los empresarios favorecer este tipo de medidas, pero defendió la implicación de todos los agentes sociales para superar la difícil situación laboral por la que atraviesa España.

El alto índice de paro entre la juventud genera unos efectos negativos entre los que Socías destacó la "cicatriz profesional y afectiva" que pueden sufrir los jóvenes que no encuentran trabajo y que consiste en que "una vez que pasa la crisis económica, "los empresarios no tienden a contratar a los que han estado en paro, sino a los que están saliendo, por lo que se produce un problema generacional".

Efectos negativos

Junto a ella, TFW señaló otros efectos negativos entre los que están la pérdida de la inversión en educación, la disminución de ingresos en la seguridad social, la reducción del consumo juvenil o la disminución de la natalidad. En este sentido, Socías explicó que la irrupción de estos problemas acrecentan el peligro de que "aumente la tasa de dependencia", con lo que supone para las arcas del Estado, y favorecen el abandono de España por parte de los mejores profesionales.

Temas relacionados:

  1. Máyor