Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
La Policía holandesa dice que su país es un 'narcoestado' por el crimen organizado leer

Un vertido en aguas que unen Canarias y África tiene probabilidades de alcanzar el Archipiélago

Puerto del Rosario, EUROPA PRESS
5/may/12 9:00 AM
eldia.es

El catedrático de Zoología de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (Ulpgc), Santiago Hernández, ha señalado que un vertido en aguas que unen Canarias y África tiene probabilidades de alcanzar el archipiélago.

"Cualquier partícula vertida en las aguas entre Canarias y África, más al norte o incluso en un punto situado más al sur del archipiélago, alcanzará en una probabilidad muy alta los ecosistemas canarios, pudiendo no sólo llegar a las costas de Fuerteventura, Lanzarote o Gran Canaria sino también las de las islas más alejadas como La Gomera o El Hierro", resaltó durante su participación en la Conferencia Atlántica de Medio Ambiente celebrada en Fuerteventura.

Para este experto, la dinámica de las corrientes marinas entre Canarias y África "es mucho más complicada que la visión simplista" de una corriente, que como los vientos alisios, viaja de norte a sur.

Hernández lleva más de 20 años estudiando el comportamiento de elementos biológicos marinos como el fitoplancton, el zooplancton o las larvas de peces --que no tienen capacidad propia para desplazarse en el mar--, y además junto a su equipo de investigación han elaborado "modelos de deriva oceánica que permiten predecir con meses de antelación cuáles serán las especies de peces que abastecerán a los pescadores tradicionales frente a las costas de las islas".

Añadió que el afloramiento de huevos del banco canario-sahariano genera modelos que "son extrapolables a cualquier otro tipo de material", afirmando que de producirse un vertido de petróleo se puede "saber cuántos días tardará en llegar a Canarias o si alcanzará la costa africana con una gran exactitud".

Asimismo, la observación por satélite, el seguimiento de las larvas o la utilización de sondas flotantes a media agua son algunas de las técnicas que han permitido elaborar un sistema de predicción "tan acertado" a este zoólogo y sus compañeros de la Ulpgc, junto a variables como la temperatura del mar o la salinidad del agua marina.

En este sentido, la representación de los modelos de desplazamientos larvarios en gráficas y dinámicas de corrientes marinas en movimiento fue un argumento "esclarecedor" para poder comprobar la "gran complejidad" de la deriva marina en el entorno del archipiélago.

"En el mar existen remolinos y filamentos que se dirigen, según la corriente, en una dirección u otra. Los cetáceos o los bancos de atunes conocen perfectamente estas corrientes y las utilizan para desplazarse hasta cualquier zona, según les interese. Navegan siempre con la corriente en la popa para ahorrar energía, y utilizan la deriva marina para dirigirse hacia cualquier sitio", indicó.