Sociedad
VÍCTIMAS TERRORISMO

Las empresas que contraten a víctimas del terrorismo recibirán bonificaciones

Madrid, EFE
9/may/12 16:33 PM
eldia.es

Las empresas que contraten a personas que sean víctimas del terrorismo tendrán bonificaciones de 600 euros o 1.500 euros anuales en las cotizaciones a la Seguridad Social, en función de que los contratos sean eventuales o indefinidos.

En el caso de los indefinidos, las ayudas podrán prolongarse durante cuatro años hasta llegar a los 6.000 euros, según consta en el proyecto de Ley de Reforma Laboral, ha informado el Ministerio del Interior en un comunicado.

Además, los damnificados y amenazados también tendrán derecho a la movilidad geográfica y a la reducción de jornada.

Según el proyecto, el descuento en las cotizaciones será de 50 euros mensuales (600 euros al año) para contratos temporales y se aplicará durante toda la vigencia del contrato, mientras que en el caso de los indefinidos será de 125 euros al mes y tendrá un límite de 4 años (6.000 euros).

Estas nuevas medidas, que entrarán en vigor la primera semana del mes de julio, afectarán al cónyuge o pareja de hecho e hijos tanto de fallecidos como de heridos que hayan adquirido la condición legal de víctimas del terrorismo.

Además, los trabajadores que tengan esta consideración tendrán derecho preferente a ocupar otro puesto de trabajo, del mismo grupo profesional o categoría equivalente, que la empresa tenga vacante en cualquier otro de sus centros de trabajo.

El traslado o el cambio de centro de trabajo podrá durar inicialmente seis meses y durante este periodo, la empresa estará obligada a reservar el puesto de trabajo que anteriormente ocupaba el trabajador.

Terminado este tiempo, la víctima del terrorismo podrá optar entre el regreso a su puesto de trabajo anterior o la continuidad en el nuevo, al tiempo que también tendrán derecho a la reducción de la jornada de trabajo -con disminución proporcional del salario- o a la reordenación del tiempo de trabajo, a través de la aplicación del horario flexible o de otras formas de ordenación del tiempo.

Estas medidas se han introducido en el proyecto de Ley de Reforma Laboral, a propuesta del Ministerio del Interior, al considerarse a las víctimas del terrorismo como colectivo con especiales dificultades, por lo que "deben ser protegidas a efectos laborales, como ocurre con las víctimas de violencia de género y los trabajadores en situación de exclusión social".

La aplicación de beneficios laborales para las víctimas, así como el acceso preferente a la vivienda y al empleo, ya se incluían en la Ley Integral de Víctimas del Terrorismo, aprobada en el Congreso de los Diputados en julio de 2011.

Además de las medidas que afectan al ámbito laboral, el Consejo Interterritorial de Salud aprobó el pasado 29 de febrero a propuesta de la Dirección General de Apoyo a las víctimas la creación de un grupo de trabajo que tendrá por objetivo el estudio de la mejora de la atención sanitaria al colectivo, en el especial en el campo de la salud mental.

VÍCTIMAS TERRORISMO