Sociedad

El 40% de los padres ha dejado o cambiado su trabajo por sus hijos

Un estudio revela que las mujeres trabajadoras sufren más cuando deciden ser madres, puesto que un 34% ve cómo empeoran sus condiciones y dos de cada 10 lo tienen que abandonar.
Europa Press, Madrid
12/jun/15 2:37 AM
Edición impresa

Europa Press, Madrid

El 40 por ciento de las personas que actualmente han tenido un hijo ha modificado sus condiciones laborales o abandonado el trabajo tras la maternidad o paternidad, según se desprende del I Estudio Caser sobre Salud Familiar: "Madres y padres del siglo XXI", realizado por la compañía aseguradora Caser.

En concreto, y aunque un 59,4 por ciento manifiesta seguir igual en sus puestos de trabajo, el 25,4 por ciento señala que ha empeorado sus condiciones tras tener un hijo y el 14,8 por ciento que ha dejado el trabajo.

En este sentido, son las mujeres las que más lo sufren, ya que el 34 por ciento ha visto perjudicado su empleo y el 20,6 por ciento lo ha tenido que abandonar.

Estos datos se han obtenido tras entrevistar a 1.800 hombres y mujeres de toda España con hijos nacidos desde el año 2012 o que, durante la realización de la investigación, estaban en periodo de gestación.

Además, en el trabajo ha colaborado un grupo de madres blogueras que han aportado su experiencia personal a los resultados.

De hecho, respecto a los datos relativos al trabajo, este grupo de expertas ha avisado de que la maternidad sigue suponiendo un importante hándicap en el desarrollo profesional de la mujer. "Por tanto, y aunque la sociedad está cambiando, la maternidad y paternidad continúan siendo un sacrificio o una renuncia importante en el terreno profesional", ha apostillado el director de Salud de Caser, Miguel Azpeitia.

Asimismo, y aunque el 53,4 por ciento de los encuestados asegura que no tiene problemas a la hora de conciliar la vida familiar y laboral, el 68,4 por ciento considera que le dedica poco tiempo a la familia como consecuencia del trabajo. No obstante, las mujeres embarazadas y las familias numerosas son las que menores dificultades manifiestan.

Y es que, la madre sigue siendo la persona con la que los niños pasan más tiempo al día (67,5%), seguida del padre (18,3%), los abuelos (6,7%) y las guarderías o instituciones públicas o privadas (5,6%).

Ahora bien, el rol que juegan los abuelos es el más valorado respecto a los cuidadores secundarios, otorgándoles un nota de 3,75 puntos en una escala del 1 al 5.

ayudas

El 58% de los padres desconoce que existan ayudas familiares. Entre los que sí las conocen, el 62% menciona la deducción de 100 euros a madres trabajadoras en el IRPF; el 13%, las ayudas a familias numerosas o monoparentales; el 12,6%, las becas educativas; el 6,9%, las ayudas a la conciliación, y el 6,3%, el pago único al nacimiento.

 La salud es la principal preocupación 

El estudio ha mostrado que la salud es la principal preocupación de los padres cuando se les pregunta por el cuidado de sus hijos, siendo la sanidad pública la opción más utilizada por casi el 65 por ciento de los padres, frente al 12 por ciento que elige la privada y el 23 por ciento que combina el uso de ambas.

Pese a ellos, en los primeros años de vida del hijo, el 35 por ciento de los progenitores se decanta por la sanidad privada, lo que demuestra que su interés por la salud de sus hijos en ese periodo es muy superior que el que puede ser en otros momentos de la vida.

En cuanto a los servicios de Pediatría y Ginecología, las especialidades con las que más contacto tienen las familias que acaban de ser padres o van a serlo en un corto periodo de tiempo, los encuestados han calificado con un 3,5 la asistencia recibida.

Respecto a la frecuencia de la visita a ambas especialidades, el trabajo ha desvelado que las embarazadas acuden una media de 1,11 veces al mes al ginecólogo, de forma añadida a las revisiones programadas, mientras que la frecuencia al pediatra se sitúa en 6,33 anuales para los nacidos después de 2012, además de las revisiones correspondientes al programa del niño sano.

El estudio también ha dedicado un apartado especial al reto que supone la lactancia de un hijo. Concretamente, es la opción elegida por el 89,6 por ciento de las familias.