Santa Cruz de Tenerife

Planificar qué deberás de añadir a tu nuevo hogar

Elementos que no vienen incluídos en una nueva vivienda de alquiler, y los cuales son de vital importancia.
27/abr/17 19:25 PM
eldia.es

Cuando alquilas una vivienda, esta suele incluir una gran cantidad de elementos característicos de la misma, de forma que pueda estar preparada de forma inmediata para su uso y disfrute, en predisposición de que el inquilino la adquiera en cuanto la visite, si es que le gusta. Sin embargo, existen algunos otros enseres que no suelen venir incluidos dentro de la misma: bien porque no corresponde al casero imponerlos, o porque simplemente pertenecían al inquilino interior, quien evidentemente se lleva todas y cada una de sus pertenencias al finalizar la instancia en el inmueble, incluidos los muebles.

ELEMENTOS QUE LOS PISOS DE ALQUILER NO SUELEN INCLUIR EN SU HABER

Aire acondicionado y calefacción: En esta ocasión, también influyen las instalaciones que disponga el hogar para ambas, pudiendo tener desde un simple calefactor de aceite, hasta todo un montaje de tránsito del aire frío y/o caliente a través de los conductos de ventilación. Lo más común, es que los pisos de alquiler estén preparados y dispongan de un Zyzclima aire acondicionado, ya que su uso permite cubrir ambas necesidades en un solo aparato, por lo que es mucho más cómodo y sobre todo, barato.

Botiquín: Otro elemento indispensable para poder vivir en tu casa. Ya sea esta comprada o de alquiler, deberás de comprar este tipo de utensilios y medicamentos de emergencia por ti mismo, ya que las viviendas evidentemente no lo suelen incluir al ser productos personales e incluso podría decirse que de higiene. Desde tiritas, hasta aspirinas o un tratamiento para la alergia, infecciones comunes, etc. Son solo algunos de los útiles más prácticos para incluir en tu botiquín.

Herramientas: Tal y como ocurre con un botiquín, se deben de tener ciertos artilugios en casa de uso común y bastante útiles por si se presenta una situación de emergencia en casa en la cual puedan ser requeridos, como es el caso de un destornillador, un martillo, etc. No deben de ser utensilios muy novedosos o especiales en ningún sentido, por lo que podrás realizar la compra inmediata de la mayoría de estas herramientas en la ferretería más cercana a tu hogar.

No olvides que estos elementos son para casos concretos y simples, que puedan surgir con el día a día cotidiano en la vivienda, pero para reformas o problemas más graves relacionados con la estructura del hogar deberás de contratar a un especialista.

Armarios: El espacio es esencial en la vivienda, y a no ser que dicha casa en alquiler incorpore armarios empotrados, muy seguramente no podrás disponer de los mismos en tu nueva etapa dentro de la misma, a no ser que los muebles pertenezcan al particular y dueño del inmueble en sí mismo. Si tu presupuesto no es muy extenso, siempre puedes complementar la adquisición de un ropero de tamaño mediano con el uso de canapés o el alquiler mensual de un trastero donde poder guardar los bártulos más grandes y de uso poco común, para que no estén por todo el medio de dicho piso. ocupando espacio y guardando polvo.

Cubiertos y enseres de la cocina, así como ciertos electrodomésticos no están disponibles desde el minuto uno cuando alquilas un nuevo piso, ya que en multitud de ocasiones, y tal y como ocurre con los muebles (como hemos visto en el caso anterior con los armarios), el inquilino anterior puede llevárselo si es suyo, e inclusive en otras tantas situaciones hasta sustraerlos de forma indebida, por lo que deberás de realizar tu mismo su adquisición o recurrir al casero para que su implementación corra de su cuenta. Asegúrate, por tanto, de visitar la vivienda siempre y cuando el inquilino anterior se haya marchado ya, para ver de forma explícita qué es lo que realmente incluye su alquiler, y no sufras así ninguna desilusión posterior. También deberás preguntar acerca de la posibilidad de si el agua del grifo se puede beber o no, ya que en caso negativo necesitarás comprar un purificador de agua: es la opción más factible (y sobre todo barata) para poder tener agua potable, limpia y fresca en tu domicilio de forma habitual.

El microondas, un horno y una lavadora conformarían el resto de electrodomésticos esenciales para una correcta convivencia dentro de dicho inmueble, ya que son algunos de los aparatos cuyo uso es más recurrente.