Sociedad

Invierten 54.000 euros en una galería de tiro para 500 agentes

Policías nacionales de La Laguna y el Puerto de la Cruz poseen un recinto más moderno para practicar con sus armas reglamentarias.
P.F., S/C de Tenerife
5/abr/18 5:58 AM
Edición impresa

La Policía Nacional ha invertido 54.000 euros para mejorar la galería de tiro de la Comisaría de La Laguna, donde los agentes destinados en Aguere y en el Puerto de la Cruz podrán practicar con sus armas reglamentarias, al menos, una vez cada tres meses.

Las renovadas dependencias fueron presentadas por el subdelegado del Gobierno, Guillermo Díaz Guerra; el jefe superior de Policía, José María Moreno, y el comisario provincial de Santa Cruz de Tenerife, Ignacio Badenas.

El recinto tiene 26 metros de largo y 4,5 de ancho. Entre otras cosas, ahora dispone de un tipo de "goma" en las paredes para "absorber" el ruido generado por los disparos y se ha colocado un pavimento liso y poroso que da más seguridad a los usuarios. Además, cuenta con un sistema de ventilación forzada que, por un extremo, introduce aire limpio en la galería y, por otro, extrae el existente en la sala. También se han actualizado las dos superficies que reciben los proyectiles. El espacio permite que cinco agentes disparen a la vez, pero, por lo general, es utilizada por dos funcionarios al mismo tiempo. El actual Plan Nacional para prácticas de tiro del cuerpo de seguridad determina que, cada tres meses, los policías deban efectuar una en la que se le asignan 25 cartuchos. La inmensa mayoría de los ejercicios se realizan con el arma corta reglamentaria que se entrega a cada miembro de la institución cuando accede a la misma, junto a la placa y la tarjeta de identificación profesional. Pero las prácticas también pueden desarrollarse con armas largas, como la famosa escopeta "Franchy".

El policía encargado del armamento en la Comisaría Provincial, Juan Morales, explicó que los instructores (los agentes Andrés Saavedra y Jaime Alvira) tratan de formar a los usuarios sobre los posibles casos que pueden encontrarse en la calle. Aclara que, sobre esa preparación teórica, cada funcionario actúa después de una manera diferente ante una situación de máximo estrés. Morales opina que ahora los policías tienen una formación continua y están más preparados que hace años para usar las pistolas semiautomáticas.