Sociedad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Un niño de 7 años gana el Campeonato de Cálculo Mental de Tenerife leer

Cañizares renueva este viernes la consagración al Corazón de Jesús

València, Europa Press
8/jun/18 7:21 AM
eldia.es
El cardenal Cañizares, de pie./ARZOBISPADO

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, renueva este viernes, 8 de junio, la consagración de la diócesis al Sagrado Corazón de Jesús, que tuvo lugar por primera vez en junio de 1918. Un siglo después, lo hará en el transcurso de una misa que presidirá a las 19.30 horas en el templo del Sagrado Corazón o iglesia de la Compañía de València.

El acto consiste en una plegaria de invocación, alabanza y compromiso para "actuar conforme a la misericordia de Dios para romper con el pecado y amar más especialmente a los que viven más apartados de Dios", ha manifestado el director del secretariado diocesano de Espiritualidad del Arzobispado, Santiago Bohigues, informa la Archidiócesis en un comunicado.

A través de la renovación de la consagración, la diócesis invita a todos los que forman parte al "compromiso por la santidad", tanto a nivel individual como de iglesia diocesana, al hilo de la reciente llamada del papa Francisco.

"Muchas veces, la mediocridad de nuestras vidas nos lleva a no entregarnos por entero y olvidamos que la vida cristiana es vivir en la voluntad de Dios y en el crecimiento de amor", de ahí la necesidad de "ratificar y renovar esa consagración bautismal y esa entrega en momentos como estos", ha defendido el responsable diocesano.

Bohigues ha priorizado en la consagración "esa unión de amor con Dios: vivir en Dios", siguiendo también la llamada a la santidad del Papa en su exhortación apostólica 'Gaudete et Exsultate'.

La primera consagración de la diócesis al Sagrado Corazón tuvo lugar el domingo 23 de junio de 1918 por el entonces arzobispo, monseñor José María Salvador y Barrera.

El mismo día, dedicó también la capilla en honor del Sagrado Corazón de Jesús erigida en la Catedral y bendijo la nueva imagen, Se trata de una obra de Carmelo Vicent desaparecida en la persecución religiosa de 1936 y reemplazada en la posguerra por la actual, del imaginero José María Ponsoda.