Sociedad

Los parajes naturales que no te puedes perder si viajas a Valencia

28/jun/18 11:01 AM
eldia.es

Para visitar los parajes naturales que rodean la ciudad valenciana, no hay mejor manera que hacerlo en coche. No tener coche en la gran ciudad no es un problema, porque buscar y comparar precios de alquiler de coches para excursiones de un día es mucho más fácil, rápido y económico con Liligo. Será más difícil elegir uno de los enclaves o rutas que te proponemos a continuación. Porque una vez que se tienen listas las cuatro ruedas para salir a respirar aire puro, lo más importante es el destino y el camino hacia él:

Parque Natural de la Albufera: tiene 24 km cuadrados y se separa del mar por una fina barrera del litoral. A tan solo 37 minutos del centro de Valencia, es una excursión obligatoria para salir con el coche de la gran ciudad sin necesidad de ir muy lejos para disfrutar de un enclave de cientos de especies de aves y unos atardeceres de película.

Parque Natural de las Hoces de Cabriel: buscar un coche de alquiler y conducir hacia el interior para disfrutar de este paraje natural es una excursión perfecta de fin de semana. Se encuentra en la frontera de la provincia de Cuenca y el propio río es el que marca la delimitación de las dos comunidades autónomas. El caprichoso paso de sus aguas por la naturaleza es el que ha propiciado la aparición de este rincón natural, protegido por la Comunidad Valenciana, y cuya formación más emblemática es Los Cuchillos. Su gran variedad de fauna y flora es una delicia para los aficionados y entendidos.

La vuelta de la Hoz: a una hora del centro de Valencia, cercano a Castellón, se encuentra este recorrido creado gracias a la erosión del río contra la montaña. Es agradable para toda la familia y permite tanto dar paseos, como bañarse en el propio río Palancia o incluso practicar escalada.

Parque Natural del Marjal de Pego-Oliva: este enclave natural entre Alicante y Valencia data del año 1250 y tiene una extensión de 1000 hectáreas. Se caracteriza por sus arrozales y por ser un punto de almacenamiento de agua, dando lugar a nacimientos de aguas subterráneas. Al igual que la Albufera, las aves que pasan por aquí son parte de su esplendor.

Parque natural Geológico Sot de Chera: este entorno está nombrado así por los municipios colindantes, Chera y Sot de Chera. Es el primer parque geológico de la Comunidad Valenciana y tiene una extensión de 18 mil hectáreas llenas de flora rica en pinos y huertas, ideal para que los excursionistas se pierdan y se paren a observar aves y anfibios. El interés geológico de este espacio natural reside en las complejas zonas con fracturas, causantes del desplazamiento de la corteza hasta 600 metros y dando lugar a una gran diversidad de factores a estudiar por los amantes de esta disciplina.

Parque natural de la Sierra Calderona: al norte de la ciudad de Valencia, fácilmente accesible en coche, se encuentra este parque lleno de montañas y frecuentado por ciclistas exigentes en busca de desniveles desafiantes. Los pueblos de alrededor como Albalat dels Taronchers, Alcublas, Algimia de Alfara, Estivella, Gátova, Gilet, Liria o Segorbe se encuentran sitiados en plena sierra y sus calles se entrelazan con el paisaje montañoso. Hay varias rutas disponibles en este parque de más de 18 mil hectáreas, todas ellas para diferentes niveles de dificultad y exigencia, ya que el relieve de la zona no hace aptos todos los caminos para cualquier visitante.

Parque natural de la Sierra de Mariola: unas 17 mil hectáreas desde Alicante a Valencia atraviesa siete municipios y ponen a disposición de los visitantes más de 1200 tipos de flores. Destaca la abundante agua, haciendo proliferar tantas variedades, entre ellas, diversas hierbas aromáticas. Este hecho hace de la Sierra de Mariola un lugar especial, pero además de su valor medioambiental, alberga un gran patrimonio por la cantidad de pueblos y civilizaciones que se han asentado en estas tierras. Sin duda uno de los destinos de turismo rural cercanos a Valencia capital que no hay que perderse.

El Río Turia: antes de que entre en la ciudad de Valencia para desembocar sin retorno en el Mar Mediterráneo, el río Turia pasa por la provincia dejando puntos de inflexión para los amantes del deporte. A lo largo de su recorrido se han creado puntos para realizar todo tipo de actividades al aire libre. Aunque no sea un parque natural en sí, ofrece una visión diferente del paso de la naturaleza y un plan diferente para escaparse de la gran ciudad.

La Comunidad Valenciana es un lugar único para encontrar una urbe cosmopolita y vanguardista como Valencia, pero a la vez, ofrecer esa diversidad natural para disfrutar del aire puro en la montaña sin alejarse demasiado de la costa. Todos estos enclaves y muchos más son puntos obligatorios para turistas rurales.