Sociedad

¿Qué es la reprogramación de centralitas?

Esta se presenta como una solución económica de la cual se benefician cada vez más automóviles en nuestro país
3/jul/18 23:24 PM
eldia.es

Quizás a primera vista pueda parecer un término extraño, sin embargo la reprogramación de centralitas es un tipo de prestación cada vez más frecuente en la mayoría de automóviles del siglo XXI. Porque con su aplicación y uso, todos los vehículos pueden adoptar un modo especial con el que modificar los parámetros originales establecidos (mejorando la potencia del motor,  reduciendo el consumo de combustible, etcétera), dando lugar así a la posibilidad de disfrutar de unas utilidades realmente óptimas.

Se puede decir que la reparación de centralitas de coche está al alza, y por ello la mayoría de conductores de vehículos diésel y gasolina apuestan por incorporarlas lo antes posible, para poder obtener beneficio económico y funcional al mismo tiempo. Una situación que comenzó alrededor de los años 90 (a raíz de la introducción de la electrónica en el funcionamiento del motor), y que fue proporcionado mayor importancia a la inyección y a las centralitas a la hora de manejar la información del automóvil.

Y fue a partir de entonces, cuando apareció la tan famosa reprogramación de centralitas que permite ganar prestaciones al coche con respecto al modelo original. Una forma diferente de ganar enteros en el vehículo, por lo que si todavía no dispones de una o tienes problemas en el auto, no dudes y ponte en contacto con expertos en la materia que lleven a cabo las tareas de recogida y envío de la centralita.

¿Qué prestaciones aporta la reprogramación de centralitas?

Aunque pueda parecer extraño, lo cierto es que la reprogramación de centralitas de automóviles no es un proceso tan complejo como pueda parecer, sin embargo para saber más sobre las prestaciones que aporta a los vehículos concretamente, conviene realizar un breve análisis sobre la misma.

Como ya se ha comentado anteriormente, la reprogramación de centralitas es el proceso por el cual se cambian los parámetros del proceso de inyección del coche, provocando así una mejora de las prestaciones del vehículo en aspectos relacionados con el motor o la aceleración. Además con el ingreso de este tipo de centralitas reparadas, los conductores de los automóviles pueden modificar diferentes acciones relacionadas con el filtro de partículas o el límite de velocidad.

De igual forma, una vez instalada la centralita en el coche se pueden instalar y modificar otros tipos de componentes como el turbo compresor, que posteriormente es reprogramado para que la gestión del motor sea óptima y vaya en consonancia con el accesorio agregado. Pero, ¿dónde se pueden adquirir este tipo de centralitas y accesorios para coche?

Hace algunos años esta operación era mucho más difícil, sin embargo en la actualidad gracias a Internet cualquier usuario puede adquirir centralitas y accesorios fácilmente a través de alguna página web especializada en el tema como Topllaves. Un sitio web con larga trayectoria, que pone a disposición de los conductores diversos tipos de piezas de sustitución para coche.

¿En qué consiste la reprogramación de las centralitas?

Como ya se viene comentando, la reprogramación de centralitas es cada vez más habitual en la mayoría de automóviles del planeta Tierra, sobre todo en aquellos que ya incorporan sistemas electrónicos con los que obtener información detallada sobre el estado real del vehículo. Con su introducción y uso, los conductores pueden supervisar directamente el funcionamiento del motor, sabiendo en todo momento el número de revoluciones, la temperatura del motor o la densidad del aire que hay en el sistema.

Datos muy útiles que hasta hace unas cuantas décadas eran inimaginables, pero que hoy en día se pueden obtener fácilmente mediante la instalación de centralitas en el vehículo. Unos datos que además pueden ser modificados, gracias a la influencia de la reprogramación de las centralitas instaladas en los coches. Modificados en el buen sentido, para que el vehículo obtenga unos parámetros ideales, que a su vez permitan obtener el mayor número de prestaciones posibles en el motor.

La gran parte de estos datos son ajustados directamente desde un ordenador, por lo que en la mayoría de los casos no es preciso realizar una intervención física en el coche, sino que basta con reprogramar aquellos parámetros que no benefician al buen funcionamiento del auto para obtener menor consumo y mayor potencia.