Sociedad

El IAC rescata la figura del primer astrónomo canario, Juan Valderrama y Aguilar

Santa Cruz de Tenerife, Europa Press
24/sep/18 18:43 PM
eldia.es
Telescopio de Juan Valderrama que se encuentra en exposición en el Observatorio Atmosférico de Izaña./CEDIDA

Santa Cruz de Tenerife, Europa Press El Museo de la Ciencia y el Cosmos de Tenerife acoge este miércoles la presentación de la obra 'Juan Valderrama y Aguilar, pionero de la astronomía canaria (1869-1912)', al que se le atribuye la condición de primer astrónomo del archipiélago.

Durante años, sus trabajos permanecieron ocultos hasta que una mujer los dejó en la biblioteca del IAC y un investigador, José Antonio Bonet, los descubrió por casualidad diez años después.

Así, tras profundizar en su historia, se ha publicado su biografía en forma de libro, coeditado por el Cabildo de Tenerife y el propio IAC, que resalta que Valderrama era un "completo desconocido" pero con una biografía científica "digna de ser recordada".

Fuera de los ambientes universitarios y de la ciencia oficial, el tinerfeño estaba bien conectado con el mundo de la astronomía moderna de su época y suyo es el que puede ser considerado el primer artículo de Astronomía publicado por un canario en una revista internacional (Valderrama, 1886, L'Astronomie, Vol. 5, Pág. 388), y cuando tenía solo 17 años.

Profesionalmente, Valderrama era un funcionario de la Diputación Provincial, organismo antecesor de los cabildos isleños actuales.

Entre 1903 y 1912 dirigió el Observatorio Meteorológico Municipal de Santa Cruz de Tenerife y, desde esta posición, fue responsable de la información meteorológica que aparece en la prensa diaria de la época. También escribió sobre fenómenos astronómicos como eclipses o cometas.

Entre sus observaciones más relevantes se encuentra el descubrimiento de una de las primeras fulguraciones solares (abrillantamientos repentinos de las manchas solares, que luego desaparecen en minutos) y también, de un fenómeno transitorio lunar que aún se cita en la actualidad, de corta duración, ocurrido en un cráter llamado 'Circo de Platón', no muy lejos del 'Pico Teide' que existe en La Luna.

Los observatorios desde donde recogía sus datos estaban, primero, frente a la iglesia del Pilar y, después, cuando fue nombrado director del Observatorio Meteorológico Municipal, en la azotea del actual edificio del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife.

Su telescopio aún existe y se encuentra en exposición en el Observatorio Atmosférico de Izaña.