Sociedad

Los colectivos LGTBI exigen sacar la ley de igualdad del armario

La toma en consideración de la proposición legislativa fue aceptada en septiembre de 2017 en el Congreso, pero sigue en trámite parlamentario sin haber llegado a aprobarse.
Efe, S/C de Tenerife
31/oct/18 6:22 AM
Edición impresa

Efe, S/C de Tenerife

Representantes de los cinco colectivos canarios integrados la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (Altihay, Algarabía, Lánzate, Diversas y Gamá) exigieron ayer a los partidos políticos que "saquen del armario" la ley de igualdad LGTBI porque llevan cuarenta años esperando por ella.

La toma en consideración de la proposición de ley de igualdad social y contra la discriminación de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales fue aceptada en el Congreso en septiembre de 2017, pero sigue en trámite parlamentario sin haber llegado a aprobarse.

"Necesitamos una ley igualitaria que acoja a todos", que proporcione trabajo, seguridad, igualdad, justicia y reparación, "nos deben un poquito de humanidad" y respetar los derechos constitucionales de todos, porque también "somos seres humanos", proclamó Montse González, vicepresidenta del colectivo Gamá.

La exigencia de la aprobación urgente de la ley estatal de igualdad LGTBI se reivindicó ayer en dieciocho ruedas de prensa simultáneas en otras tantas ciudades de España, con motivo de la jornada reivindicativa "Ciudades en pie por la Ley de Igualdad LGTBI", ante el "injustificable e indignante retraso" en la aprobación de la legislación. Esa inacción del poder legislativo se traduce en el sufrimiento, desprotección y vulnerabilidad de personas discriminadas por su orientación sexual y por su identidad o expresión de género, según denunciaron.

Josetxu del Portillo, presidente de Altihay, señaló que se han reunido con los partidos canarios y todos han mostrado su apoyo a la ley, pero lo cierto es que los colectivos siguen esperando una ley que "despatologice" las identidades trans y que, una vez aprobada, deberá traducirse en una nueva ley canaria para personas trans e intersexuales.