Sociedad
LUIS DE MONTIS DELEGADO COMERCIAL DE LOTERÍAS Y APUESTAS DEL ESTADO EN SANTA CRUZ DE TENERIFE

"Yo siempre recomiendo jugar lo que se pueda"

J.D. (@davilatoor), S/C de Tenerife
19/dic/18 6:20 AM
Edición impresa
"Yo siempre recomiendo jugar lo que se pueda"

J.D. (@davilatoor), S/C de Tenerife

En marzo de 2019 se cumplirán 30 años desde que fue designado como delegado comercial de Loterías y Apuestas del Estado de la provincia de Santa Cruz de Tenerife. "He visto muchas sonrisas, lágrimas de alegrías y algún que otro lamento", enumeró Luis de Montis al inicio de una semana que en su agenda de trabajo está señalada en rojo. "La Navidad sería menos Navidad sin el sonido del sorteo del día 22 de diciembre", precisa en el arranque de una conversación en la que analiza el comportamiento de los jugadores y, por supuesto, lo caprichosa que es la diosa fortuna. "A quien dios se la dé, San Pedro se la bendiga", escoge del refranero más popular para justificar que todos los números están en el bombo.

¿Hay jugadores que se reservan solo para el 22 de diciembre?

Hay personas que no juegan de manera habitual y que sí lo hacen en los sorteos de Navidad y El Niño. Estas son fechas en las que no solo se comparten buenos sentimientos, sino décimos entre familiares y compañeros de trabajo.

Con las calles ya "encendidas" hace muchas jornadas, lo cierto es que las fiestas parece que se inauguran de manera oficial con este sorteo.

La Navidad sería menos Navidad sin el sorteo del día 22 de diciembre. No cabe duda de que la cantinela de los niños del Colegio San Ildefonso, antes en pesetas y ahora en euros, es una señal inconfundible de que ya estamos en plena Navidad.

La Laguna, Santa Cruz, Arona... Este año la conexión entre Loterías y Apuestas del Estado y Tenerife ya ha dejado algún que otro premio generoso. ¿Esa es una buena señal de cara al próximo sábado?

Los carteles los tenemos listos para llevarlos a las administraciones (sonríe)... Esperemos que esas referencias que usted ha apuntado sean el preludio de una jornada de felicidad y millones.

Hay una leyenda que apunta que los sitios que han tenido una desgracia importante a lo largo del año son bendecidos con una "lluvia de millones". Si se cumple el dicho, Garachico se vio sacudido hace un mes por una catástrofe natural de cierta importancia.

Yo también he oído eso de que la diosa fortuna se suele acordar de los que han sufrido una desgracia considerable, pero en este caso prefiero apuntarme a un refrán que tiene algo más de sentido y que dice aquello de que "a quien dios se la dé, San Pedro se la bendiga". Lo que trato de explicar de forma resumida es que la suerte nunca tiene un resultado definitivo.

¿Vamos, que lo que nos viene a decir es que no existe una fórmula que garantice salir victorioso en esta jornada tan especial?

Las terminaciones más premiadas son el 5, el 4 y el 6 y las que menos veces resultaron agraciadas con el Gordo el 1 y el 2. A partir de ahí, que cada uno/a realice sus cuentas...

¿Pero hay números más buscados que otros?

Sí el 13 por lo de la mala suerte, el 15 porque es la niña bonita, el 69, por aquello que ya sabemos... Es verdad que existen números que aparentemente pueden resultar algo más bonitos que otros, pero todos están en el bombo.

¿Los que tienen varios ceros por delante son los más devueltos?

No son los más apetecibles y en muchos casos cuesta que se vendan, pero le aseguro que el cero está en el bombo. ¡Por cierto, se canta el cero, no el 00000!

¿El jugador "tinerfeño" continúa prefiriendo el boleto tradicional o ha terminado aceptando el que se expide en una terminal?

El recelo inicial que había hacia los números de máquina, poco a poco, está desapareciendo... Al principio era normal que existiera un poco de desconfianza, pero con el paso de los años hemos confirmado que la gente quiere que le toque el Gordo, da igual si es de máquina o el billete tradicional. De hecho, las ventas en terminales siguen creciendo año a año. Falta comprobar si el aumento que percibimos con respecto a los datos de 2017 se ratifican en el momento de que nos devuelvan -la noche del próximo 21 de diciembre- los billetes. Hay gente, no obstante, que apuesta por la tradición por cuestiones vinculadas con el coleccionismo. También ayuda el anuncio con el que promocionamos el sorteo. ¡El de este año, por cierto, es muy bonito!

¿Esa forma de empatizar con los ciudadanos hace que pocos se resistan a comprar un décimo?

Los sentimientos en esta época del año están a flor de piel y compartimos mucho más que en otros periodos del calendario, pero yo siempre recomiendo jugar lo que se pueda, no más allá de nuestras posibilidades. Habrá quien juegue mil euros y quien invierta 20. En cualquiera de los dos casos, las posibilidades de que toque son reales.

¿Imagino que en 29 años y pico habrá visto de todo?

De todo... Risas, lágrimas de alegría y algún que otro lamento. Ya no pagamos los premios en la delegación como en el pasado. Ahora, eso le toca a los bancos o en las administraciones si no superan los dos mil euros, pero recuerdo el caso de un señor que estaba de vacaciones en Tenerife y que se había quedado recientemente en paro. Le tocaron seis millones de pesetas, que por aquel entonces era un buen pico, y vino a la delegación a cobrar pero se había dejado el DNI en el hotel de Las Caletillas y no podíamos identificarlo...

¿Cómo lo solventaron?

Él insistía mucho en que estaba en el paro y que no tenía dinero para coger un taxi que lo llevara a Candelaria y lo trajera de nuevo hasta Santa Cruz. Nos costó convencerlo, pero le contamos que acababa de ganar seis millones de pesetas y que con esa cantidad podía pagar unos cuantos taxis. Cuando se desbloqueó aceptó el consejo, volvió y le abonamos el premio. Es increíble el grado de felicidad que puede experimentar la gente ante situaciones como las que se van a vivir el próximo sábado. ¡Son días de sueños y muchos nervios!

Cada tinerfeño invertirá 55 euros para atraer la fortuna

Tres euros más que el año pasado. Esa es la inversión media que hará cada tinerfeño de cara al sorteo del próximo sábado. "A falta de cuantificar lo que vaya a suceder antes de las 00:00 horas del 22 de diciembre, los cálculos están cifrados en torno a un gasto de 55 euros por persona", ratifica De Montis sobre los 52 de 2017. Ciento setenta series de diez décimos -1.700 billetes- de cada número se han impreso para este sorteo navideño. "Hay en juego un primer premio, un segundo, un tercero, dos cuartos y ocho quintos... Más casi tres horas de pedrea, que también tiene su emoción", abrevia el delegado provincial de Loterías y Apuestas del Estado en relación el carácter extraordinario de una cita que se celebró primera vez el 23 de diciembre de 1892. "En pocos lugares existe tanta tradición", añadió antes de abrir una comparación que es abrumadora: "En los sorteos de los sábados hay diez series de cada número y en el de los jueves seis. Ese es otro de los motivos que aportan un elemento extremadamente distinto a lo que va a suceder el sábado", aclara antes de valorar un hecho que está conectado con la buena suerte que persigue a un punto de venta ubicado en Granadilla de Abona. "Ese establecimiento es un mixto y en él se realizan ventas importantes, pero esta delegación trata por igual a todos y hay otros sitios en los que se despachan muchos décimos... No le voy a negar que para nosotros es buenos que los ingresos sean altos, pero esto es como el padre que tiene varios hijos y no puede confesar abiertamente a cuál de ellos quiere más. A todos les tiene que dar el mismo cariño", concluye.

LUIS DE MONTIS DELEGADO COMERCIAL DE LOTERÍAS Y APUESTAS DEL ESTADO EN SANTA CRUZ DE TENERIFE