Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
Fallece un senderista al caerse en el barranco de Masca (Tenerife) leer

Cae en Tenerife el "padrino" de las peleas en España, según la Policía

Ángel O.R., vecino de Madrid y cabecilla nacional, junto al líder canario, E.P.C. (vecino de Añaza), F.C.G. (policía local de Adeje) y T.A.A. ingresan en prisión incondicional y sin fianza.
P.Fumero, S/C de Tenerife
23/feb/17 6:01 AM
Edición impresa

El "ring" donde peleaban los animales./El Día

P.Fumero, EFE S/C de Tenerife

Los investigadores de la Comisaría General de Policía Judicial de la Policía Nacional atraparon en Tenerife el pasado sábado al que consideran como presunto "padrino" o "cabecilla" a nivel nacional de las peleas de perros. Según los agentes del Grupo de Medio Ambiente en Madrid, se trata de Ángel O.R., de 52 años y residente en la capital española, que en la noche del pasado sábado también estaba en la casa rural de La Medida (Güímar) donde se celebraba un "evento delictivo" que fue reventado por los agentes.

No fue una casualidad. Este hombre, que también se dedica a la cría de perros potencialmente peligrosos, tiene por costumbre acudir a todas las peleas de perros de los grupos que presuntamente controla, según los funcionarios que le seguían la pista desde hace meses.

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Güímar ordenó su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza durante la madrugada de ayer.

Otra de las personas que ingresó en el centro penitenciario Tenerife II fue E.P.C., de 34 años y que residía en el santacrucero barrio de Añaza. Para los policías nacionales, este hombre está considerado como el líder de la organización criminal desmantelada en Tenerife el pasado fin de semana. Tenía contacto directo con Ángel y servía de enlace entre este y los miembros del grupo "canario". Supuestamente, E.P.C., junto con su tío político (otro de los arrestados), controlaba el "zulo" de perros hallado en la parte alta del barrio de Fátima (Güímar).

El tercer arrestado que ingresó en prisión provisional, comunicada y sin fianza, es F.C.G., policía local en Adeje desde hace 20 años. Tenía su residencia en un barrio de Arona que está muy cerca del lugar en el que fueron rescatados 33 perros potencialmente peligrosos en la zona de Los Toscales, donde también había un número importante de aves. Además de criador, también vendía este tipo de canes. En una conversación con E.P.C., este le explicó al agente cómo deshacerse de los perros "sparring" (usados para que los verdaderos canes de peleas se entrenaran) cuando murieran o quedaran malheridos. La vía era usar un bisturí para quitarle el microchip y tirarlos a un barranco, para que nadie los identificara. El cuarto arrestado que fue enviado a prisión sin fianza por el juez es T.A.A.

Otros seis arrestados ingresaron en prisión, pero la podían eludir con el pago de una fianza.

Y, de hecho, al menos cinco de ellos hicieron uso de ese derecho ayer. Tales acusados son J.M.T.R. (3.000 euros de fianza); F.M.C.D. (3.000); J.A.L.G. (5.000); J.A.R.T. (5.000), así como los llegados de Gran Canaria G.M.R. (3.000 euros) y S.M.E.B. (3.000).

Entre los acusados figura un veterinario, que presuntamente se ocupaba de inyectar anabolizantes o fármacos a los canes, según los investigadores.

OPERACIÓN NACIONAL

Según informa hoy, jueves, la Policía Nacional la intervención en Tenerife formaba parte de una operación a escala nacional desarrollada también en Madrid, Alicante y Murcia, que ha evitado, en total, la muerte de 230 animales.

Las peleas ilegales eran organizadas por un grupo criminal que suministraba anabolizantes a los canes y que se financiaba en parte con el tráfico de estupefacientes, ha informado hoy la Dirección General de la Policía.

Responsables de la investigación ofrecerán detalles de la operación a los medios de comunicación en el complejo policial de canillas de Madrid a las 11.30 horas.