Sucesos
ASESINATO

Los Mossos resuelven un asesinato cometido hace 17 años en Montgat (Barcelona)

Barcelona, EFE
10/abr/18 10:52 AM
eldia.es

Los Mossos d'Esquadra han resuelto un asesinato que se cometió en el año 2000 en Montgat (Barcelona) en el que murió un hombre por varias heridas de arma blanca y cuyo autor fue detenido en septiembre de 2017 en Colombia, donde se encuentra en prisión a la espera de ser extraditado.

En un comunicado, los Mossos han informado de que hace dos años el Juzgado de Instrucción 1 de Badalona ordenó la reapertura del caso para iniciar nuevas líneas de investigación destinadas a encontrar al autor del crimen.

Los hechos ocurrieron el año 2000, cuando se encontró el cadáver de un hombre de nacionalidad ecuatoriana, que cuidaba de un hombre mayor incapacitado y que en el momento del crimen se encontraba temporalmente en una residencia de ancianos.

La Guardia Civil se hizo cargo de la investigación ya que en aquel año era el cuerpo competente en la zona.

En un domicilio de Montgat (Barcelona), los agentes encontraron el cadáver del hombre con numerosas heridas de arma blanca.

Además, el autor de los hechos había dejado una flor en la oreja de la víctima y había hecho inscripciones con sangre en la pared que rezaban "Hitler tenía razón" y "KKK".

En la escena del crimen no se encontraron huellas ni restos de ADN, lo que dificultó las indagaciones hasta que en 2003 una prima del fallecido recibió una llamada en la que escuchó una grabación que decía algo similar a "no me mates".

La mujer encontró una coincidencia entre la voz que escuchó y la de su primo fallecido, además, en la tumba encontraron un ramo de flores que ni ella ni ningún familiar había depositado nunca.

Con estas nuevas informaciones, la Guardia Civil investigó el teléfono desde donde se había hecho la llamada pero nada se pudo relacionar con el asesinato.

La investigación estuvo detenida hasta que en 2016 la juez de Instrucción 1 de Badalona ordenó la reapertura del caso para reconstruir el pasado y paralelamente se interrogó a muchas personas que durante aquella época habían acumulada delitos por tráfico de drogas, amenazas y agresiones sexuales.

En ese momento, los agentes localizaron varios anuncios de contactos en publicaciones de ámbito comarcal que el autor habría usado para contactar con la víctima cuatro días antes de asesinarla.

Los Mossos consiguieron reconstruir el itinerario de trenes y movimientos que el asesino hizo desde donde vivía, en Vilafranca del Penedès (Barcelona), hasta su domicilio en Montgat y además encontraron el testimonio de varias personas a las que el autor les confesó el crimen el mismo año 2000.

En este momento, la autoridad judicial está a la espera de que las autoridades colombianas extraditen al arrestado para que sea trasladado a una prisión española, a la espera de que se celebre el juicio.

ASESINATO