Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
NC votará a favor de la moción de censura si es para investir a Pedro Sánchez leer

"Los jóvenes tripulantes no tenían experiencia de trabajo en el mar"

Dos detenidos por la Guardia Civil por tráfico de hachís en el sur de la Isla demostraron, al comprar el barco "Aguja", que no eran pescadores y sus "intenciones eran otras".
El Día, S/C de Tenerife
12/may/18 6:20 AM
Edición impresa
"Los jóvenes tripulantes no tenían experiencia de trabajo en el mar"

Dos detenidos por investigadores de la Guardia Civil el pasado jueves en una operación contra la distribución de hachís eran los tripulantes de la embarcación "Aguja", que supuestamente fue utilizada para el transporte de la sustancia estupefaciente y fue atracada en el muelle de Los Abrigos, en Granadilla de Abona.

Ambos hombres adquirieron dicho barco cuando estaba varado en el puerto de San Miguel de Tajao, en el municipio de Arico, hace menos de un año. Y ya entonces demostraron que carecían de experiencia alguna en el trabajo en el mar.

Una de las fuentes señala que dichos jóvenes "no sabían ni remar" y pronto quedó claro que "el interés de ellos era otro", muy diferente al de la pesca profesional.

La misma persona explica que, una vez, salieron con la citada embarcación y tardaron bastante tiempo en regresar a Tajao.

Y, cuando lo hicieron, el "Aguja" tenía bastantes desperfectos, como agujeros, algo que es propio de quien no conoce los criterios básicos para el mantenimiento de un barco de ese tipo.

Después, estuvieron varias semanas sin regresar por el citado muelle de Arico, mientras el antiguo pesquero era reparado.

A los vecinos de la zona no les pasó desapercibido que, durante ese tiempo, dejaran abiertas las puertas de la embarcación, en un gesto interpretado como de descuido.

Respecto al "Aguja", personas vinculadas al sector pesquero del sur de la Isla explicaron ayer que hace años fue utilizado como pesquero por profesionales de la Cofradía de San Andrés, en Santa Cruz de Tenerife.

Más tarde, se le retiró la licencia y fue adquirido por un hombre que lo convirtió en embarcación de recreo.

Y su base pasó a estar en el muelle de San Miguel de Tajao, en Arico. Y allí permaneció hasta hace menos de un año, cuando los dos hombres citados se hicieron cargo del mismo. La operación antidroga del jueves fue llevada a cabo por miembros del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial, que intervinieron alrededor de una tonelada de hachís. Los investigadores del Instituto Armado desarrollaron varios registros domiciliarios en diferentes lugares, así como diversas detenciones más de personas presuntamente relacionadas con una organización de tráfico de droga.