Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Una encuesta de Metroscopia coloca al PSOE como primera fuerza y da a Vox 29 diputados leer
GRAN CANARIA

Investigada por tener dos perros con mordazas para evitar que ladrasen

Las Palmas de Gran Canaria, Europa Press
20/sep/18 10:55 AM
eldia.es
GUARDIA CIVIL

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Comandancia de Las Palmas investigó el 30 de agosto a una mujer como presunta autora de un delito continuado de maltrato animal al tener en una nave de Ingenio (Gran Canaria) a dos perros con el hocico atado con cinta de carrocero para evitar los ladrido de los mismos.

La Guardia Civil ha explicado que fue un aviso al correo electrónico de atención al ciudadano el que alertó de que habían observado una práctica habitual en el encintado del hocico de dos perros que se encontraban haciendo las labores de guarda en una nave comercial ubicada en Carrizal.

Entonces, los agentes del Seprona realizaron una inspección el 28 de julio en el lugar dotándose de las correspondientes medias de seguridad y comprobaron el estado de los animales.

Así, comprobaron que había dos canes atados a una cadena anclada a un cable de acero y que uno de ellos se encontraba con el hocico cerrado con cinta de carrocero.

Mientras, el otro no lo llevaba puesto, ya que se lo había liberado de la mordaza, dejando como prueba de ello los restos de la cinta en la zona donde se encontraron el animal atado.

LOS AGENTES LIBERARON AL ANIMAL DE LA CINTA

Ante dicha situación, los agentes liberaron al animal de la cinta, manifestando la responsable de los animales que esta práctica es habitual para impedir que ladren y así evitar molestias a los ciudadanos que residen en las viviendas colindantes a la nave comercial.

En base a la situación de los canes y al referido informe realizado, la Guardia Civil investigó a la responsable de los animales por ser la presunta autora de un delito de maltrato animal, quedando a disposición del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia, de Telde, quedando los animales en depósito de su propietario.

GRAN CANARIA