Sucesos

Antonio Peñalver espera que Millán "jamás pueda volver a hacer nada a ningún niño"

Santa Cruz de Tenerife, Europa Press
24/ene/19 13:18 PM
eldia.es

Santa Cruz de Tenerife, Europa Press El subcampeón olímpico de decathlon, Antonio Peñalver, ha afirmado este jueves que espera que cuando concluya el juicio contra el exseleccionador nacional de atletismo, Miguel Ángel Millán, por abusos sexuales a menores, "jamás tenga la oportunidad de hacer nada a ningún niño".

En declaraciones a los periodistas tras salir de declarar como testigo en el juicio a puerta cerrada que se celebra en la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, ha comentado que el "esfuerzo" que realizan las víctimas "tiene que tener su recompensa de la forma que sea, como sea".

Peñalver, que también sufrió abusos sexuales cuando era menor de edad y fue entrenado por Millán en Murcia, ha comentado que desde esos episodios volvió a coincidir con Millán en algunas pistas de atletismo pero pensaba "que no ocurría nada" y que su actitud había cesado.

"Pero verlo ahora sabiendo que ha vuelto a engañar a todo el mundo y ha hecho todo lo que ha dado la gana, da un poco de rabia, un poco de ganas de que esto acabe y que de verdad no haya posibilidad de que toque a nadie más", ha agregado.

Peñalver, que no ha querido analizar el papel de la Federación de Atletismo en el caso --el expresidente José María Odriozola también comparece como testigo por videoconferencia-- ha asegurado que lleva toda su vida "acudiendo a terapia" porque a partir de los 20 años se dio cuenta de que "algo no funcionaba bien" y trataba de intentar "ser persona para poder vivir y gestionar sentimientos que no sabía de donde venían", como aislamiento, indefensión o soledad.

Ha apuntado que se le "cayó el alma a los pies" cuando en 2016, la familia de uno de los afectados le llamó para pedirle ayuda ya que sabía que "el peligro" estaba en Tenerife cuando Millán llegó para entrenar al Club Tenerife CajaCanarias.

"Parecía que había una voluntad de redención y darte cuenta de que ha seguido, pues el sentimiento de culpa vuelve", ha señalado, preguntándose por qué no hizo nada ni fue capaz de defenderse. "Es lo que más daño hace en este caso", ha apuntado.

SENTIMIENTO DE CULPABILIDAD POR NO HABER HECHO NADA

Ha indicado que Millán tiene una "capacidad estratosférica" para "manipular" a personas, niños, padres y autoridades, hasta el punto de que "crees que eres el culpable, por la vergüenza, y no eres capaz de abrir la boca en 30 años".

"Es así de duro y brutal y la suerte es que ha habido dos personas jóvenes que han sido capaces de alzar la voz, han sido valientes", ha señalado, mostrando su deseo de que haya justicia.

Más de una decena de personas, que fueron pupilos de Millán, declaran estos días en la Audiencia Provincial como testigos y el juicio concluirá con la declaración de Millán y las conclusiones los próximos días 30 de enero y 1 de febrero.

Millán lleva más de un año en prisión provisional por los presuntos delitos de abusos sexuales continuados a menores cometidos entre los años de 2010 y 2011, y 2015, y se enfrenta a penas de cárcel que oscilan entre los 12 y 21 años, según las peticiones de la Fiscalía y la acusación particular.