Sucesos

Tres detenidos por robar 27.000 euros en diez locales de Tacoronte y Tegueste

Guardias civiles arrestaron a tres jóvenes que desde mediados del pasado año causaron daños por 4.000 euros en diferentes establecimientos.
El Día, S/C de Tenerife
9/abr/19 6:36 AM
Edición impresa
 

El Día, S/C de Tenerife

Miembros de la Guardia Civil destinados en el puesto principal de Tacoronte detuvieron recientemente a tres hombres, de entre 24 y 27 años de edad, todos vecinos de La Laguna, como presuntos autores de una decena de robos con fuerza cometidos en bares y restaurantes de los municipios de Tacoronte y Tegueste.

Las gestiones de los agentes del Instituto Armado para esclarecer tales hechos comenzaron a mediados del pasado año y continuaron en el segundo semestre, hasta comienzos del presente ejercicio.

Durante siete meses, fueron denunciados diez asaltos en los que los autores siempre utilizaban un procedimiento similar.

Según relataron las personas afectadas y comprobaron los funcionarios del cuerpo de seguridad, los implicados forzaban los cilindros de las puertas y abrían las mismas con una palanca.

Una vez que conseguían acceder al interior de las citadas empresas de hostelería, los ladrones centraban su atención en reventar máquinas tragaperras y cajas registradoras, con el fin de apropiarse de su contenido.

En todos los casos, los autores buscaban exclusivamente dinero en efectivo y no se llevaban otros objetos de valor que pudiera haber en los locales.

Desde el comienzo de las gestiones, los agentes del Instituto Armado recabaron numerosos datos y pruebas a través de diferentes vías.

En la captación de información tomaron parte de forma activa guardias civiles de las patrullas de Seguridad Ciudadana del puesto de Tacoronte.

Y, finalmente, los agentes pudieron identificar y localizar a los mencionados jóvenes.

Según informó en la jornada de ayer la Comandancia Provincial, los profesionales del cuerpo de seguridad lograron probar en sus diligencias que los ahora acusados integraban un grupo criminal para cometer delitos contra el patrimonio.

Para ello, se ponían de acuerdo y utilizaban un vehículo para desplazarse a los lugares previamente seleccionados.

Los funcionarios comprobaron que el único interés de los implicados era el dinero en efectivo.

Según los datos que trascendieron, los delincuentes consiguieron apropiarse de unos 27.000 euros en la decena de asaltos perpetrados.

Además, a los propietarios de los bares y restaurantes generaron daños materiales por valor de 4.000 euros.

No obstante, los guardias civiles continúan con las gestiones por si consiguen localizar a más afectados por los robos.

Los tres acusados fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción que estaba en funciones de guardia en La Laguna.