Sucesos

Seis años de prisión por abusos sexuales a una joven en La Palma

El Tribunal Supremo ratifica la condena a un hombre que cometió el delito cuando la víctima estaba ebria durante los carnavales de Los Llanos de Aridane en el año 2015.
Noé Ramón, S/C de Tenerife
12/abr/19 6:39 AM
Edición impresa
 

Noé Ramón, S/C de Tenerife

El Tribunal Supremo (TS) ratificó la pena de prisión de seis años a Emiliano P.F. por cometer un delito de abuso sexual a una joven durante los carnavales de 2015 en Los Llanos de Aridane. Además, el acusado deberá indemnizar con 12.000 euros a la víctima, no podrá acercarse a esta a menos de 500 metros durante ocho años después de cumplida la pena de cárcel y estará sometido a libertad vigilada a lo largo de seis.

Concretamente, el día 15 de febrero entre las doce y media de la noche y las seis y media de la mañana el procesado se quedó en compañía de la chica, a quien no conocía. Previamente, una amiga de esta le había pedido ayuda dado el estado de aturdimiento en el que se encontraba a causa de ingerir grandes cantidades de alcohol hasta el punto de que no podía abrir los ojos, mantenerse en pie y tenía dificultades para hablar y comunicarse.

Ante el TS el condenado mantuvo que las relaciones fueron consentidas y de hecho apunta que en un principio la joven se negó a presentar ningún tipo de denuncia, tal y como confesó a los guardias civiles que la atendieron. Sin embargo, la Audiencia en su momento determinó que la mujer perdió la consciencia y por ello no llegó a percatarse del ataque, de manera que puso los hechos en conocimiento de las fuerzas de seguridad más tarde, ?cuando meditó su decisión?.

La amiga recordó que tuvo que abandonarla durante un tiempo mientras iba a buscar a su hermano y que en ese intervalo pidió ayuda al acusado para que se quedara con ella. La Audiencia critica que el imputado fue adaptando su versión de los hechos a la circunstancias del procedimiento judicial: en principio negó haber tenido relaciones sexuales pero tras obtenerse las pruebas de ADN dijo que estas habían sido consentidas y que tuvieron lugar antes de que fuera requerido por la amiga para que la ayudara. Argumentos que la Audiencia en primera instancia y el Supremo ahora consideran ?inconsistentes?, a la vez de reprochar al hombre que se aprovechase del estado de limitación de facultades que presentaba la joven. También alegó, sin éxito, que el procedimiento se alargó durante casi tres años y medio, pese a no tener ninguna complejidad especial, pero sin que se demuestre que el retraso sea imputable a la Administración de Justicia. La cifra de 12.000 euros fijada como indemnización, frente a los 5.000 que pedía la Fiscalía, se justifica debido a que la víctima sufrió ?un evidente estado de estrés psicológico?. El TS descarta que esta cantidad sea ?desproporcionada o arbitraria?, dado el daño que causó en la joven.

El Ministerio Público defendió durante el juicio que tuvo lugar en la primera semana de julio del año pasado en La Palma que el procesado se aprovechó del momento en el que se quedó a solas con la joven y el estado en el que se encontraba y sin contar con su consentimiento la llevó a un lugar apartado donde abusó sexualmente de ella.