Sucesos

Cinco pandilleros muertos en una cárcel salvadoreña durante una reyerta

San Salvador, EFE
13/abr/19 7:36 AM
eldia.es

San Salvador, EFE Al menos cinco miembros de la pandilla Barrio 18 resultaron muertos hoy en El Salvador durante una reyerta ocurrida en el interior de una cárcel del occidente del país, informó un portavoz de la Policía Nacional Civil (PNC).

La fuente, que no identificó a los fallecidos, señaló que las víctimas presentan "diferentes golpes y signos de asfixia".

Añadió que las autoridades de la Dirección General de Centros de Penales (DGCP) inspeccionan la prisión de la localidad de Izalco (oeste), donde se registró el "hecho violento", que se dio aparentemente por "una purga interna dentro de la misma pandilla".

Sostuvo que las autoridades de la prisión han decretado "estado de emergencia" y que se ha informado a la Policía y Fiscalía para que realicen las investigaciones.

Esta es la segunda riña ocurrida en el interior de una cárcel salvadoreña que se salda con varios muertos, dado que a comienzos del pasado mes de marzo fueron asesinados cuatro miembros de la referida pandilla en la cárcel de Quezaltepeque (oeste), también por una purga.

En agosto de 2015, en esta cárcel murieron 14 reos a raíz de una purga en la estructura criminal y el hallazgo de los fallecidos se produjo cuando los guardias de la prisión realizaban el encierro rutinario de los reclusos.

El entonces ministro de Seguridad, Benito Lara, confirmó en una conferencia de prensa que todas las víctimas fueron asesinadas mediante "estrangulamiento con ayuda de armas blancas".

Esta cárcel fue uno de los seis recintos penitenciarios en los que las autoridades de El Salvador aplicaron una serie de medidas extraordinarias de seguridad en abril de 2016, como parte de una ofensiva gubernamental contra las pandillas para recuperar el control de las prisiones.

En agosto de 2018, el Congreso salvadoreño aprobó una reforma legal con la que dichas medidas, que incluyen la suspensión de las visitas y el recrudecimiento del régimen de seguridad, se volvieran permanentes y se aplicaran en más cárceles.

El Gobierno atribuye a las "maras" o pandillas los índices de violencia de entre 103 y 50,3 homicidios por cada 100.000 habitantes registrados entre 2015 y 2018, cifras que sitúan a El Salvador como uno de los países más violentos del mundo.