Santa Cruz de Tenerife

Quince años esperando en Fuente Nueva

Este recóndito caserío ariquero, fronterizo con Fasnia, sigue sin servicios básicos como el abastecimiento de agua y el suministro eléctrico, a pesar de los acuerdos plenarios.
J.A.M.
13/feb/17 06:12
Edición impresa
Una treintena de casas diseminadas en la zona alta de Arico forman el caserío desde hace más de un siglo./M. EXPÓSITO

Son una treintena de casas diseminadas, muchas de ellas construidas hace más de un siglo. Forman Fuente Nueva, un caserío de Arico al que se accede desde Fasnia. ¿Por qué? "Porque por el otro lado es una pista de tierra y el ayuntamiento no hace nada por arreglarla". Pero ni siquiera el de Fasnia está en buenas condiciones. "Es peligroso, inseguro, está deteriorado, es sinuoso, no sirve para transitar diariamente". Y así desde hace lustros. "El presidente del Cabildo estuvo aquí en 2015 y se comprometió a acondiconarlo a través de la Consejería insular de Agricultura. Nada de nada". Con Fasnia no existe problema alguno porque el gobierno local lo tiene todo dispuesto. "Arico es el ayuntamiento que pone impedimentos".

Se da la circunstancia de que el acceso desde Fasnia es de titularidad privada, "pero los vecinos lo ceden para que las administraciones actúen. Nuestro gobierno municipal es el que pone trabas porque asegura que el secretario advirtió de que informará negativamente ya que se precisa documentación sobre la titularidad de este suelo". Y así las cosas, "el tiempo pasa".

Por el otro lado, por suelo público sin asfaltar de Arico, podría haber una solución, "pero el gobierno no hace absolutamente nada. Nos dicen que tienen otras prioridades". Y Fuente Nueva casi vacía.

La ausencia de condiciones básicas para desarrollar una vida cotidiana con las mínimas garantías de calidad, el caserío hoy cuenta únicamente con una familia. La forma una pareja de procedencia extranjera con un bebé de nueve meses de edad. Lo hacen sin el servicio público de abastecimiento de agua potable y careciendo del suministro general de energía. "Son servicios fundamentales que no tenemos y que llevan 15 años demandando infructuosamente. Sin agua, sin luz y sin accesos no podemos vivir aquí y hemos tenido que emigrar y pagar alquileres, a pesar de tener nuestros hogares en Fuente Nueva".

Desde 2010 cuentan con un proyecto para llevar la luz hasta el caserío, "pero aunque ahora dicen que hay dinero, más tarde alegan que no y, al final, que el proyecto no aparece". Eso respecto a la energía, porque para el agua potable la historia es que "nos dicen en el ayuntamiento que van a comprar un solar que hay disponible para construir un pequeño estanque".

La Asociación de Agricultores Fuente Nueva no dejará de trabajar por que este espacio que forma parte del patrimonio de Arico disponga de lo que se precisa "para vivir en nuestras casas, que es lo que queremos, como cualquier persona". De hecho, el Pleno acordó en 2015 que dotar a este lugar de los servicios básicos era una prioridad. Pero la cuestión se agrava porque el "abandono" de las viviendas, a las que acuden muchísimos fines de semana, hace que sean objetivo de los cacos. "Estamos cansados de que nos roben".