Santa Cruz de Tenerife
POLÍGONO VALLE DE GÜÍMAR

El Gobierno canario multa a los tres ayuntamientos por vertidos

La Agencia de Protección y Medio Urbano Natural sanciona a Candelaria, Arafo y Güímar con 30.000 euros por vertidos no autorizados al mar a través del emisario submarino.
El Día, Arafo
17/feb/17 05:39
Edición impresa
El Gobierno canario multa a los tres ayuntamientos por vertidos

La Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural (Apmun) ha incoado un expediente sancionador a los ayuntamientos de Candelaria, Arafo y Güímar "como presuntos responsables directos y solidarios" de un vertido no autorizado al mar a través del emisario submarino del Polígono Industrial Valle de Güímar. La sanción asciende a unos 30.000 euros.

El hecho que motiva la multa a las corporaciones municipales data del 4 de junio de 2015, cuando agentes de la Apmun denunciaron "el vertido de agua al mar sin autorización" y a través del emisario emplazado en suelo adscrito al municipio de Arafo. Cuatro días después, los ayuntamientos fueron requeridos "para que procedieron a regularizar la situación" mediante la obtención de la autorización de la Viceconsejería de Medio Ambiente. Tenían tres meses de plazo para informar de las actuaciones que realizaran a fin de corregir el problema.

La denuncia inicial fue presentada ante la Apmun el 30 de marzo de 2015 por parte del Servicio Provincial de Costas. Ahora, el consorcio interadministrativo concede un mes de plazo para que cese el vertido de agua al mar objeto de la sanción.

Esta infracción administrativa, calificada por el órgano instructor como grave, podría ser sancionada hasta con 300.000 euros. Sin embargo, la Apmun opta por los 30.000 euros "sin perjuicio de lo que resulte de la instrucción del expediente".

Esta sanción a la que se enfrentan los municipios del Valle de Güímar corresponde abonarla a los tres ayuntamientos porque son los titulares del Polígono Industrial Valle de Güímar, desde que les fue entregado por la Asociación Mixta de Compensación el 23 de julio de 2013. Una sanción que llega en pleno procedimiento de formación de la Entidad Urbanística de Conservación (EUC), cuya constitución lleva más de dos años de demora y que aún tiene los estatutos pendientes de aprobación definitiva.

En ese marco se incluye la rehabilitación y puesta en marcha de la depuradora comarcal, una infraestructura construida pero obsoleta e inútil por los robos y daños sufridos así como por el deterioro de las instalaciones y su equipamiento.