Tenerife Sur
LO ÚLTIMO:
Investigan una agresión sexual de cinco menores a otra menor en Girona leer

La central quiere 50 años más

Endesa aboga por la necesaria continuidad de la industria en Las Caletillas por mucho tiempo.
J.A.M.
1/dic/17 6:06 AM
Edición impresa
La central quiere 50 años más

N o abandonará Las Caletillas porque "seguirá siendo necesaria durante muchos años, mientras no exista la tecnología que nos permita ser 100% renovables". Además, "en esta central se lleva trabajando mucho y muy bien durante 50 años y nos gustaría celebrar los próximos 50 en este emplazamiento". En palabras del director de Generación en Canarias, Javier Granja, la central eléctrica de Las Caletillas y Endesa -su titular-, "estamos alineados con la transición hacia las renovables", pero para culminar el proceso aún falta tiempo.

Más de un centenar de actuales y antiguos trabajadores vivieron ayer la jornada conmemorativa del 50 aniversario de la puesta en servicio de esta industria, en 1967. Rememoraron su historia con la proyección de dos vídeos creados con imágenes en las que el paraje Los Comandantes, donde está emplazada, era un erial.

Pablo Casado, director general de Endesa en Canarias, puso en valor esta instalación como sustituta de la Fábrica de la Luz, su precedente en Santa Cruz, y como elemento esencial en el crecimiento y desarrollo de la Isla. María Concepción Brito, la alcaldesa de Candelaria, centró sus palabras en el rol de la central eléctrica como fuente de empleo y de evolución, si bien abogó por la transición hacia las renovables mediante la implicación de las administraciones y el sector privado.

Saúl Barrio, responsable de Generación en Tenerife, brindó "por 50 años más" de la central eléctrica y recordó que "2050 es la fecha del compromiso de Endesa para lograr la descarbonización", dejar de emitir CO2.

Fueron 44 megavatios

Desde su inauguración, la central de Candelaria es un punto neurálgico del sistema eléctrico de Tenerife. Durante tres décadas fue la infraestructura eléctrica de base, hasta la inauguración de la central de Granadilla. Las obras en Las Caletillas comenzaron en 1963, época en la que los cortes de luz eran frecuentes y la mayor parte de la Isla no había sido electrificada. La principal central eléctrica se encontraba en Santa Cruz, apoyada por pequeños grupos en Güímar, La Orotava e Icod y otros puntos de generación repartidos por la Isla. Se inauguró en 1967 con dos grupos de vapor de 22 MW, que jugaron un papel fundamental para el desarrollo económico de Tenerife.

Las cifras en la actualidad

En la actualidad, la central eléctrica de Las Caletillas cuenta con dos grupos de vapor de 40 MW, dos turbinas de gas de 37 MW y una de 17 MW. De forma directa e indirecta, emplea a más de 200 trabajadores y genera una significativa actividad económica a través de la contratación de trabajos con las empresas de servicios de mantenimiento, apoyo y aprovisionamiento.

El "videomapping"

La celebración del 50 aniversario de la central de Candelaria sirvió para presentar el nuevo recurso educativo con que cuenta la instalación: el "videomapping". Paloma Hernández, gestora de proyectos del área de Sostenibilidad, explicó que esta técnica consiste en proyectar imágenes o animaciones sobre una superficie (una maqueta, en este caso) de manera que el objeto inanimado cobra una nueva dimensión, dotándose de movimiento. Los alumnos del colegio Príncipe Felipe, que visitaron ayer la central, fueron los primeros en descubrir esta técnica aplicada a una representación de parte del circuito energético de Tenerife. El "videomapping" se proyecta con un vídeo de animación que muestra el día a día de una familia de Candelaria.

Mucha emoción

La presencia de excompañeros en la instalación motivó ayer momentos emotivos de encuentros entre quienes han desarrollado su trabajo en esta instalación, incluido Víctor Manuel Marrero, uno de los primeros trabajadores de la central eléctrica de Las Caletillas.