Tecnología

Webcam: el dispositivo imprescindible para el entretenimiento online

12/feb/18 19:33 PM
eldia.es

Aunque las webcams ya existían desde hace tiempo comenzaron a popularizarse tanto en España como en el resto de países a raíz de la proliferación de MSN Messenger. Dicho cliente de mensajería instantánea que tan popular llegó a ser en su momento permitía a los usuarios realizar videollamadas con sus respectivos contactos haciendo uso para ello de una cámara web.

El hecho de poder establecer comunicación visual y auditiva en tiempo real sorprendió a los internautas, aunque la calidad por aquel entonces dejaba bastante que desear, lo cual es comprensible teniendo en cuenta tanto las bajas velocidades que presentaban las conexiones de red domésticas como las carencias de las propias webcams en sí.

Conforme Internet llegaba a los hogares haciendo gala de una mayor rapidez a la hora de acceder a los contenidos las compañías encargadas del desarrollo de cámaras web se pusieron manos a la obra para dar forma a aparatos con mejores prestaciones. Tanto fue así que a día de hoy es posible encontrar dispositivos enfocados al streaming de vídeo que emiten en alta definición, resultando dichos modelos ideales para trabajar en páginas de webcam porno que requieren fluidez y buena calidad.

Es innegable que el tipo de entretenimiento consumido ha cambiado considerablemente con el paso de los años. De hecho, gran parte de la sociedad ha sustituido las cadenas de televisión por emisiones streaming o vídeos grabados que realizan profesionales de todas las edades, quienes se vuelcan en cuerpo y alma en ofrecer contenidos que sean del agrado de su audiencia, desde las webcamers eróticas con multitud de búsquedas de webcam sexo, anteriormente comentadas que centran sus sesiones en el entretenimiento para adultos hasta YouTubers que divierten a niños pequeños grabando gameplays.

Para este cambio ha sido de gran ayuda la aparición de multitud de webcams que no solo graban y emiten una imagen clara, nítida y con todo lujo de detalles tratados con una buena resolución, sino que también registran el audio de la persona en cuestión evitando la necesidad de adquirir otro periférico adicional: el micrófono.

Siendo conscientes de la relevancia que poco a poco iban adquiriendo las webcams muchos fabricantes de ordenadores portátiles decidieron integrarlas en sus respectivos modelos. En el mercado actual prácticamente todos cuentan con una cámara web emplazada generalmente en la parte superior del marco de la pantalla, aunque los usuarios que desean emitir vídeo y audio en HD acaban decantándose por comprar un dispositivo externo de mejores características.

En la actualidad principalmente existen dos tipos de cámaras web: las que son autónomas y únicamente dependen de disponer de conexión a la red y aquellas que sí necesitan un ordenador para funcionar correctamente. En ambos casos ya no es necesario llevar a cabo un estratosférico desembolso, puesto que la competitividad existente entre las empresas ha dado pie a modelos cuyos precios son verdaderamente asequibles.

Es el caso de la Logitech C270 HD, el aparato fabricado por la prestigiosa compañía suiza considerada a día de hoy como una de las mejores en la creación de periféricos para ordenadores. Por poco más de 20 euros está disponible en una enorme cantidad de comercios tanto electrónicos como físicos, ofreciendo a sus usuarios la posibilidad de efectuar retransmisiones streaming a 720p, es decir, en alta definición. Adicionalmente su micrófono integrado con cancelación de ruido impide que elementos externos interfieran sonoramente en las emisiones llevadas a cabo.

Con la existencia de modelos como el recientemente sacado a colación queda demostrado que los individuos que tienen en mente dedicarse de manera profesional al apasionante mundo de las retransmisiones online en directo no se ven obligados a hacer frente a una inversión monetaria de considerable magnitud, sino todo lo contrario. Pero ciertamente es imprescindible contar con una buena conexión a Internet.

Y es que por muy buenas prestaciones de las que haga gala la webcam adquirida su calidad y fluidez dejarían bastante que desear en caso de que la velocidad de red no estuviera a la altura. Ambos aspectos son de vital importancia para el entretenimiento online, puesto que si los mismos no satisfacen a la audiencia lo más probable es que se acabe decantando por otras emisiones.

Las cámaras web con resolución 1080p existen desde el año 2012, y sus precios han ido bajando conforme la competencia aumentaba. Algo similar ha sucedido con las que son autónomas y únicamente requieren permanecer conectadas a la red, las cuales triunfan en determinados sectores que también se dedican a la retransmisión de contenidos en directo.

Así lo ejemplifican los ayuntamientos, edificios de considerable altitud y zonas emblemáticas en general que cuentan con una webcam a través de la que proporcionan imágenes en vivo, generalmente sin sonido, a todos aquellos internautas interesados en saber en qué estado se encuentra desde una calle muy transitada hasta la playa más cercana a un hotel. De hecho, este tipo de emisiones también forman parte del entretenimiento de innumerables individuos que desean contemplar multitud de países sin salir de casa.