Tenerife
GRANADILLA

La investigación del Defensor del Pueblo termina sin pronunciamiento

EFE, Madrid
1/jul/06 22:08 PM
Edición impresa

EFE, Madrid

El informe anual del Defensor del Pueblo de 2005, en el apartado de puertos, se dedica con detenimiento a analizar el proyecto de puerto de Granadilla, en una investigación que terminó sin pronunciamiento definitivo.

Considera ese caso como "uno de los supuestos más relevantes de los tratados en 2005, por contener él solo una gran variedad de problemas, incluidos los relativos a la evaluación de impacto ambiental" y lo pone como "muestra" de los "múltiples problemas" denunciados por los ciudadanos por la ocupación de las costas con instalaciones portuarias y su explotación.

En sus conclusiones, estima que los reclamantes no enviaron alegación alguna, una vez conocidos los últimos datos de las administraciones públicas implicadas, por lo que la investigación "quedó terminada" sin un pronunciamiento definitivo, "a causa también de que el parecer inicial parecía confirmado".

Para el Defensor, "no cabe duda" de que "no puede estrictamente hablarse de que la Administración haya incurrido en irregularidades", ni lo son "la diferencia de pareceres acerca de la necesidad e idoneidad de un proyecto de gran envergadura y notable trascendencia, tanto para la economía del país como para la conservación de los recursos litorales naturales".

Las alarmas

"No es extraño -continúa- que en un supuesto así se levanten las alarmas, se abra el debate y las posturas contrapuestas alcancen una gravedad que no debería resultar inesperada".

A juicio de la institución, "en estos casos a la Administración no debe bastarle con cumplir las formalidades" y alude a "las dificultades principales" que encuentran los ciudadanos para obtener información y solución a problemas, "incluso muy graves", mientras las administraciones, "aquí principalmente la general del Estado, sólo parece atender ciertos intereses, que considera prevalentes sobre los ambientales".

GRANADILLA