Tenerife

El plan insular de Patrimonio incorpora la rehabilitación del templo masónico

La Corporación insular aprobó por unanimidad incorporar el edificio en su programa de actuaciones en materia de Patrimonio Histórico y se anunció que la declaración como BIC será resuelta en breve.
P. P. PEÑA, S/C de Tenerife
1/jul/06 0:13 AM
Edición impresa

P. P. PEÑA, S/C de Tenerife

El Pleno del Cabildo de Tenerife aprobó ayer por unanimidad incorporar en el programa de actuaciones a acometer en materia de Patrimonio Histórico durante el periodo 2001-2007 el templo masónico de la calle San Lucas, lo que garantiza la rehabilitación del inmueble y la recuperación de la memoria histórica de uno de los edificios más emblemáticos de Santa Cruz de Tenerife, que está a las puertas de ser considerado por parte del Gobierno de Canarias Bien de Interés Cultural (BIC), una vez que el Consejo de Gobierno del propio Ejecutivo dé el visto bueno al expediente incoado.

El acuerdo nació de una moción presentada por el PSOE que concitó una respuesta favorable de todas las formaciones políticas representadas en la corporación, aunque con algún que otro matiz que llevaron a un texto por el que el Cabildo garantizará la protección del templo masónico después de que el ayuntamiento de Santa Cruz lo adquiriera en 2001.

En el Pleno de ayer, que duró algo menos de cuatro horas, se trataron un total de 24 asuntos, 3 mociones y otras tantas preguntas que se resolvieron de forma muy tranquila, acaparando la atención, al margen de la medida protectora del centro masónico, la comparecencia a petición del Grupo Socialista del presidente Ricardo Melchior, para informar sobre el estado de la agricultura de la Isla de Tenerife y la moción socialista sobre la reserva costera para futuras ampliaciones del puerto de Santa Cruz.

Además, el presidente de la Corporación, Ricardo Melchior, anunció la dimisión del consejero insular de Cultura y Patrimonio Histórico, Miguel Delgado, por motivos personales, quedando de esta forma como consejero, pero sin competencias. Asumirá las mismas el actual director insular de Cultura, Cristóbal de la Rosa.

En cuanto a la moción presentada por el Grupo Socialista y defendida por José Vicente Bethencourt sobre el templo masónico, quedó claro que la integración del emblemático edificio en el programa de actuación de Patrimonio Histórico garantizará su rehabilitación y mejora, quedando el expediente a expensas de la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) por parte del Ejecutivo autonómico.

Bethencourt, que reclamó al Pleno instar al Gobierno de Canarias a acelerar los pasos para la declaración BIC, explicó que el Cabildo ha cumplido en este asunto, pero puntualizó que hacía falta un impulso más. El dimitido Miguel Delgado le explicó los pasos dados por la corporación y propuso su inclusión en el programa de actuaciones de Patrimonio Histórico para garantizar su rehabilitación. Con el apoyo del PP, la propuesta de Delgado fue aceptada por todos, incluido Bethencourt, que apostó por cualquier método para "recuperar la memoria histórica de un edificio que data de 1905".

Reserva portuaria

Otro de los puntos destacados de la sesión de ayer se refirió a otra moción socialista, que en este caso fue rechazada por los grupos de CC y PP. El Partido Socialista, de la mano de Ricardo Guerrero, defendió la propuesta de reservar la franja costera del futuro puerto deportivo de San Andrés, entre la Dársena Pesquera y el barrio de San Andrés, en previsión de futuras ampliaciones del puerto de Santa Cruz, ubicando la infraestructura deportiva en el espacio del muelle Sur, frente al edificio insular.

Guerrero aseguró que la construcción de un muelle deportivo de estas características en San Andrés responde exclusivamente "a intereses urbanísticos" con el único objetivo de revalorizar el entorno.

El vicepresidente de la Corporación insular, José Manuel Bermúdez, no quiso entrar "al trapo", pero le recordó al socialista que el Pleno ya aprobó en su momento el uso exclusivo del puerto de Santa Cruz para el tráfico de pasajeros, de cruceros y de embarcaciones de recreo, y le explicó que los vecinos de San Andrés en su costa "prefieren barcos de recreo a contenedores".

Por su parte, el Grupo Popular, por medio de su consejero Ángel Llanos y en la línea con Bermúdez, acusó a Ricardo Guerrero de pretender llenar de contenedores esa franja costera en vez de dirigirla a las personas, refiriéndose a la utilidad deportiva de la infraestructura, y aseguró que la visión que tiene el PSOE sobre la cuestión es más bien de un puerto del siglo XIX que de uno del XXI.

También se trataron otras dos cuestiones que acompañaban a la moción sobre la reserva de suelo para uso portuario. La primera de ellas fue la referida al mantenimiento del astillero que opera en el puerto santacrucero, y la segunda la referida a la construcción de un dique de defensa del frente marítimo del barrio de San Andrés debido a los inconvenientes que presenta la zona cuando el estado de la mar no es el idóneo.

Precisamente, sobre esta última cuestión se tomó el acuerdo de instar a la Dirección General de Costas del Ministerio de Medio Ambiente a que construya ese dique de defensa. Sobre el astillero, las formaciones políticas iniciarán acciones para evitar el cierre del servicio, porque consideran que el puerto de Santa Cruz perdería importancia.

La comparecencia

En cuanto a la comparecencia del presidente del Cabildo, Ricardo Melchior, para evaluar el estado de la agricultura en la Isla, el máximo representante insular señaló a su homólogo en el partido socialista, Antonio Martinón, que la corporación ha invertido más de 6.000 euros por hectárea cultivada, y que a pesar de que el número de hectáreas de cultivo ha descendido (2,6%), la producción agraria se ha mantenido.

Por su parte, Martinón aseguró que existe una situación de peligro en la agricultura tinerfeña y que tienen que ver con esa disminución del terreno cultivable. Indicó, además, que el suelo agrícola tinerfeño sufre una gran presión con fines urbanistas y que ha descendido la inversión cabildicia en la materia, por lo que pidió que la Corporación haga de intermediario para propiciar el acceso de los jóvenes al campo.

En su respuesta, Melchior aclaró que el Cabildo invierte una cantidad importante en la agricultura, tanto a modo de infraestructuras como en ayudas directas o formación, muy por encima de las inversiones que realiza el Gobierno de Canarias, el Estado o UE.

El máximo responsable insular del área, José Joaquín Bethencourt, aseguró que el dato que desvela una menor superficie cultivable en la Isla no es alarmante, e invitó al presidente de los socialistas a que "se lea todas las partidas presupuestarias referentes a Agricultura", que las sume y que hable con todos los datos completos, ya que "el presupuesto ha subido para el área".