Tenerife

Manuel Fumero dimite y una gestora regirá el PSOE tinerfeño

El secretario general del Partido Socialista en Tenerife abandona el cargo, así como la lista al Parlamento regional, a petición de esta formación política ante su situación judicial.
D. Ramos, S/C de Tenerife
9/abr/15 6:32 AM
Edición impresa
Manuel Fumero dimite y una gestora regirá el PSOE tinerfeño

D. Ramos, S/C de Tenerife

El convulso proceso preelectoral del Partido Socialista (PSOE) en Canarias vivió ayer su enésimo capítulo. Obligado por la formación y ante su situación judicial, presentó su dimisión el secretario general tinerfeño, Manuel Fumero, que tampoco irá al Parlamento.

Según confirmaron fuentes del PSOE, Fumero comunicó su decisión de abandonar el cargo en la Ejecutiva insular que los socialistas celebraron ayer tarde y en la que, finalmente, no se acabó definiendo la lista al Cabildo de Tenerife, que había sido devuelta por la Dirección federal.

Así las cosas, la consecuencia primera de la salida del político sureño es la disolución de la Ejecutiva insular y la creación, en los próximos cinco días, de una gestora que rija la formación en Tenerife hasta el siguiente congreso.

La génesis de lo ocurrido está en que, como se recordará, en fechas recientes se conoció que la Fiscalía Provincial ha pedido la apertura de juicio oral contra el actual alcalde del municipio de Vilaflor, para quien el Ministerio Fiscal solicita ocho años de inhabilitación especial para cargo público por un presunto delito contra el medioambiente por habilitar unos terrenos como depósito municipal.

El día clave para esta determinación final fue el martes. El Comité federal del Partido Socialista, que se había reunido para, entre otros asuntos, ratificar las listas, pidió al dirigente que dimitiese como secretario insular por sus imputaciones (por supuesta prevaricación y usurpación).

Ferraz le transmitió la decisión a Manuel Fumero en Madrid, hasta donde se desplazó en compañía de otros dos miembros de la organización: Manuel González y el consejero de Carreteras del Cabildo, José Luis Delgado. En esa cita -demorada diez días por las "largas" de Fumero-, la Federal le dijo al alcalde chasnero que era "candidato no idóneo" y que también debía abandonar su puesto al Parlamento.

Según un destacado militante socialista, el veto para ser candidato es extensivo a Delgado, que iba a ir de número tres en la lista al Cabildo, si bien no estaba en la propuesta planteada por el candidato, Aurelio Abreu.

No obstante, el afectado negó categóricamente ese extremo: "Que yo sepa no tengo ningún motivo para no estar en la lista; no tengo ninguna acusación, imputación o apertura de juicio oral". A ello añadió que acudió a Madrid "a hablar de un proyecto de Tenerife y de otro tipo de cuestiones", así como que esas afirmaciones proceden de personas "muy rastreras y muy bajas de principios morales".

En otro sentido, José Luis Delgado elogió la decisión adoptada por Manuel Fumero: "Ha dado una lección ética y de altura moral digna de un hombre bueno, y a mí me marca un listón".

Durante la mañana, y en el programa "El día por delante", en Radio El Día, el responsable insular de Carreteras había planteado que la Federal le propuso al hasta ayer secretario general que fuese él quien eligiese a la nueva gestora, y mantuvo que este podría hacer la lista al Cabildo mientras estuviese en el cargo.

Finalmente, eso último no ocurrió, sino que en la reunión se oficializó la renuncia y, por tanto, y de forma instantánea, se disolvió la Ejecutiva. Y no mucho más. Tendrá que ser en próximas fechas cuando se acabe decidiendo la referida lista tinerfeña.

Cabe indicar que otro sector del partido planteó ayer que existe "indignación" en la cúpula nacional del PSOE al entender que Fumero ocultó su imputación para poder entrar en las listas electorales del Partido Socialista. Y es que las mismas voces relataron que Fumero conocía desde el 22 de febrero que estaba imputado y no lo dijo.

A eso se une que miembros de la formación criticaron que, a pesar de la situación judicial de Manuel Fumero, este apostó por que algunos candidatos a alcaldías no se presentasen.

Sin número cuatro al Parlamento

Además de abandonar la Secretaría general tinerfeña, Manuel Fumero también renunció a ser el número cuatro de la lista por Tenerife al Parlamento de Canarias.

Se da la circunstancia de que el alcalde de Vilaflor -defendido por la candidata al Gobierno regional, Patricia Hernández- había rivalizado con el director general de Comercio, el lagunero Gustavo Matos, por el número dos (tras Hernández) a la Cámara por la circunscripción tinerfeña.

Fuentes del partido apuntaron en la tarde de ayer que el procedimiento para la sustitución de Fumero en ese puesto tendrá que resolverlo la Comisión de Listas federal, así como que, en principio, existen dos posibilidades: que corra la lista o bien que se haga una propuesta de sustitución del puesto que ahora queda vacante.