Santa Cruz de Tenerife

Achacan a Hacienda la demora de la obra del TAC del Hospital del Sur

El anterior equipo directivo de la Consejería de Sanidad atribuye el retraso al "cierre presupuestario precoz" y a las tensiones del momento, pese a contar con el dinero para ello.
El Día, S/C de Tenerife
31/ene/17 6:14 AM
Edición impresa

El complejo hospitalario del Sur de Tenerife forma parte de los reproches que se están haciendo ahora los antiguos socios de gobierno, CC y PSOE./M. E.

Aunque los trabajos se están realizando ya y deberán concluir en marzo, el anterior grupo directivo de la Consejería de Sanidad asegura que la demora en la instalación del equipo de Tomografía Axial Computarizada (TAC) del Hospital del Sur de Tenerife se debe a que "el expediente para la obra de adaptación de la sala al modelo de escáner adquirido no fue autorizado por la Consejería de Hacienda del Gobierno canario hasta mediados de diciembre, aunque le fue remitido en la primera quincena de septiembre. Increíble".

Las mismas fuentes explicaron que este proceder fue "consecuencia del cierre presupuestario precoz y de la tensión ya existente en esos momentos en el Gobierno de Canarias con la Consejería de Sanidad". La situación, además, se produjo contando el Servicio Canario de la Salud (SCS) con unos 210.000 euros para acometer la obra.

La misma se lleva a cabo en la planta semisótano del Hospital del Sur, entre el área de Radiodiagnóstico y Urgencias, en un espacio de 80 metros cuadrados, pero de alta complejidad técnica, en el que se procederá a instalar un TAC ya adquirido a la empresa General Electric Healthcare.

En respuesta a los presidentes del Ejecutivo regional y de la Corporación insular, Fernando Clavijo y Carlos Alonso, respectivamente, el equipo directivo aseguró que el coste total del Hospital del Sur hasta ahora ha sido de 37.520.830,77 euros, de los que el Servicio Canario de la Salud aportó 18.116.339,41 euros, "es decir, el 48,28%, por lo que el Cabildo puso el 51,72% y no el 60% que apuntó Alonso".

El gobierno de la Corporación insular había asegurado que, "pese a no tener competencias en materia sanitaria, el Cabildo de Tenerife ha financiado el 60% de las obras del hospital comarcal del sur de la Isla, invirtiendo más de 27 millones de euros". Según las cuentas que expuso el equipo que gestionó Sanidad hasta el 23 de diciembre pasado, la aportación de la Administración insular superaría ligeramente los 19,4 millones de euros.

Sobre la demora de la planta de hospitalización, que estaba prevista para marzo de 2016 y fue puesta en servicio en julio, explicaron que "se debió a un problema administrativo en el concurso de la compra de las camas como consecuencia de un error en el expediente heredado del equipo anterior". En este punto, recuerdan que "se dio la cara, se comunicó a la opinión pública y se resolvió con carácter de urgencia y en tiempo récord".

Es más, aseguran que "a pesar de las presiones que se estaban recibiendo por parte de Hacienda y de Presidencia por el desajuste presupuestario y la exigencia de cumplir la regla de gasto, el sector socialista del gobierno insistió en seguir adelante con la apertura de la hospitalización".

Estas mismas fuentes indicaron que el 21 de julio, cuando se procedió a la aprobación del crédito extraordinario por el Gobierno, "se incluyó, en la escasa partida que fue asignada a la Consejería de Sanidad (nueve millones de euros), la cantidad necesaria (casi 4,5 millones de euros) para que quedara cubierta con presupuesto (en capitulo 1 y capítulo 2) esta actuación". Fue decisión de la Consejería de Sanidad que esto fuera así, apunta el grupo directivo, "a diferencia de lo sucedido en la anterior legislatura, en la que se ordenaban actuaciones sin contar con refrendo en el presupuesto".

En defensa de su gestión, apuntaron que fue durante el pacto CC-PSOE "cuando se incluyeron en el proyecto varios elementos complementarios de los que todo el mundo había hablado, pero nadie había dado el paso para incorporarlos". El 1 de junio de 2016 salió a licitación la obra para adecuar la zona de laboratorio del hospital, "que debe estar concluida en febrero".

Otra medida fue crear el área de manipulación de quimioterápicos, "indispensable para dar quimioterapia intravenosa". Y, además, se redactó el proyecto y se incorporó al Presupuesto de este año 300.000 euros para la licitación.

La obra de los quirófanos y paritorios sigue parada

En el rifirrafe entre los exsocios del Gobierno regional está el Hospital del Sur. Admite el equipo gestor que "la resolución del concurso de adjudicación se demoró más de lo deseado", debido a "la multitud de empresas oferentes y a la necesidad de repetidos informes jurídicos sobre las ofertas extremas". Adjudicada a Sacyr, el procedimiento de resolución del contrato comenzó cuando reclamó más dinero o el cambio del material empleado. "Desde aquel momento, la empresa ha utilizado todos su derechos para presentar recursos". La construcción del área de paritorios y quirófanos sigue paralizada.

A la espera de lo que decida el equipo actual

La decisión sobre el futuro de la obra corresponde al actual equipo de la Consejería de Sanidad, que debe pronunciarse sobre la contraoferta de Sacyr. El anterior "obró con la mayor diligencia que el derecho admite, planteando desde el primer momento un expediente de resolución ante una posición de fuerza de la empresa".

Alonso se apropia de la gestión de los socialistas

El equipo que gestionó Sanidad hasta diciembre dijo que "cuando el PSC-PSOE ostentaba la consejería sociosanitaria en el Cabildo fue cuando se tomaron las decisiones de las que ahora hace gala Carlos Alonso".