Tenerife

Cinco depósitos de agua potable de Granadilla, en situación irregular

Conectados a la red eléctrica, el actual gobierno municipal tramita su legalización y también el uso de contadores, estando solo uno de ellos en fase de culminar dicho trámite.
El Día, Granadilla de Abona
28/sep/18 6:27 AM
Edición impresa
 

Cinco depósitos reguladores de abastecimiento de agua potable para la población de Granadilla de Abona se encuentran en situación irregular en este momento. Lo dijo ante el Pleno y lo confirmó ayer el portavoz municipal de Coalición Canaria (CC), Jacobo Pérez.

Cuando el actual grupo de gobierno, CC-PP, accedió al poder el 27 de septiembre de 2016, "había cinco que no estaban dados de alta y en situación irregular. En estos momentos, hay cuatro contadores con proyecto, con el alta y contratación y solo uno el que se encuentra en fase de culminación del trámite".

Esta situación fue detectada en el verano de 2017, con motivo de uno de los vertidos registrados en ese periodo y que causaron el cierre provisional de varias playas de El Médano en tres ocasiones.

En esa línea, el gobierno municipal explicó que en la zona residencial de Médano Beach se encuentra una Estación de Bombeo de Aguas Residuales (EBAR) con dos bombas de impulsión, "la cual se hallaba también en situación irregular", lo que provocó entonces que la empresa Endesa detectara que la instalación se encontraba conectada directamente a la red de energía eléctrica, procediendo al corte del suministro. La consecuencia fue el colapso del servicio y que se produjera un vertido importante, motivando el cierre de la playa Leocadio Machado.

Respecto a este caso, desde el grupo de gobierno local se afirmó ayer que "ya están culminados los proyectos y se está a la espera del alta para proceder en breve a la solicitud y colocación de un contador regular".

Respecto al emisario submarino, el gobierno local invertirá unos 100.000 euros en la segunda fase del proyecto de adecuación, dragando la zona de la brida para retirar la tornillería de la tubería enterrada y proceder luego a su extracción; retirar los lastres de la segunda fase; colocar globos en los lastres de la primera fase para el reflote y traslado de la tubería; remolcar la tubería al puerto y de la tubería nueva al punto de fondeo. Una vez fondeada, sujeta y con los tornillos, los operarios colocarán los las tres de la segunda fase. La operación de reparación del emisario submarino concluirá con la retirada del material, su inspección y la verificación de su buen funcionamiento.

El emisario submarino de Pelada fue construido en el año 1997. Un una tubería que se adentra un kilómetro en el mar, fue diseñado para prestar servicio a una población cifrada en algo más de 4.000 vecinos. "Actualmente atiende a más de 15.000 habitantes". Pasó de ser la vía de desagüe de las aguas residuales de una parte de San Isidro y de El Médano a atender, también, a Sotavento y La Tejita.

En la misma sesión plenaria, el concejal de Servicios Generales, Marcos González (PP), aseguró que la mayor inversión en saneamiento realizada en Granadilla de Abona data del periodo 2007-2011, cuando el municipio fue gestionado por el tripartito CC-PP-SSP. El, asimismo, portavoz del Grupo Municipal Popular recordó al resto de la Corporación granadillera entonces se gastó en saneamiento en torno a 900.000 euros.

Sobre la legalización del emisario submarino de Pelada, el concejal aclaró al Pleno el miércoles pasado que dejaron de legalizarlo en 2001, si bien puso en conocimiento del consistorio que ya se está actuando desde que se tuvo conocimiento de esta situación. Para ello, informó el grupo de gobierno, "se han mantenido reuniones con el Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF), "por lo que está en proceso de tramitación" su completa legalización.