Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Los Mossos investigan el atropello de un taxista por parte de un VTC leer

La vía de acceso a la Isla Baja vuelve a estar abierta al tráfico

Los municipios de Garachico, Los Silos y Buenavista del Norte han sufrido desde la tarde del día 31 de diciembre el corte por desprendimientos de rocas de su principal carretera.
El Día, Icod de los Vinos
3/ene/19 6:28 AM
Edición impresa
 

El Día, Icod de los Vinos

La carretera TF-42, entre Icod de los Vinos y Garachico, cerrada desde la tarde del día 31 de diciembre por un grave desprendimiento de rocas cerca de El Guincho, quedó abierta al tráfico poco antes de las cinco de esta madrugada. El Cabildo de Tenerife había anunciado ayee que su reapertura era inminente. En la tarde de ayer se decidió que el saneo del talud, realizado por una empresa especializada en trabajos verticales contratada por el Cabildo insular, permitía la reapertura en condiciones de seguridad de la principal vía de acceso a la Isla Baja.

La compleja, lenta y peligrosa labor de desprender las rocas que aún amenazaban con caer sobre la principal vía de acceso a la Isla Baja comenzó a primera hora de la mañana de ayer y duró hasta bien entrada la noche. Los operarios terminaron de retirar las rocas que estaban junto a la vía cerca de la medianoche y, posteriormente, tuvieron que limpiar la calzada y asfaltar algunos huecos causados por el impacto de las piedras.

Poco después de las 17:00 horas, el alcalde de Garachico, José Heriberto González (CC), adelantaba a través de su perfil en la red social Facebook que "después del laborioso trabajo que se ha estado realizando, y una vez que se aplique un poco de asfalto en los huecos formados en la carretera a causa de las rocas caídas, el director insular de Fomento, Miguel Becerra, informa de que la carretera se reabrirá esta noche".

El presidente insular, Carlos Alonso (CC), explicó unas horas antes que la vía quedó despejada en la mañana del día 1, pero que la presencia de rocas sueltas en la parte superior del talud obligó a mantenerla cerrada un día más.

Las cuadrillas del área insular de Carreteras colaboraron en la limpieza y reparación de la vía mientras la citada empresa especializada en trabajos en altura se encargó del saneo manual para la estabilización del talud.

Becerra afirmó que la vía TF-42 se abriría al tráfico "siempre que se pudieran garantizar las condiciones de seguridad". Y añadió que "desde el Cabildo se ha trabajado con celeridad para que pudiera estar operativa en el menor tiempo".

"Un suplicio para todos"

El alcalde de Garachico, José Heriberto González (CC), reconocía ayer que el desvío obligatorio del tráfico de la TF-42 a través de las vías TF-82 y TF-421 ha sido "un suplicio para todos", que ha generado importantes "dificultades y trastornos para toda la Isla Baja". Los camiones y las guaguas tienen problemas para transitar por estas dos vías estrechas y muy sinuosas, con curvas muy cerradas en algunos tramos. "Los camiones que abastecen de combustible a las gasolineras no pueden transitar por el recorrido alternativo, que alarga en al menos 20 minutos la duración del trayecto habitual", detalló el alcalde. González mostró su satisfacción por el anuncio de la reapertura de una carretera que es "fundamental para la comarca".

Se desconoce la causa

El presidente insular, Carlos Alonso (CC), explicó ayer que aún se desconoce la causa del derrumbe, aunque apuntó a la presencia de "algunas conducciones de agua que atraviesan el talud en esa zona y que podrían ser la causa, pero no lo sabemos con seguridad". En la tarde del día 31 de diciembre de 2018, el Instituto geológico Nacional (IGN) informó de un sismo de 1,6 grados que se produjo a las 17:58 horas cerca de la zona del derrumbe, frente a la costa del casco de Garachico, pero ningún organismo oficial ha establecido relación entre este temblor, a 12 kilómetros de profundidad, y la caída de las rocas, que también se produjo en torno a las 18:00 horas.

Estudio geológico

El edil no adscrito de Garachico Juan Luis Gutiérrez registró ayer una instancia en el Consistorio norteño en la que solicita un pleno extraordinario y urgente para plantear al Cabildo de Tenerife la realización de un estudio geológico y de la seguridad de todos los taludes y acantilados ubicados junto a la TF-42, entre los municipios de Garachico e Icod de los Vinos, y junto a la TF-5, entre Icod y Los Realejos. El objetivo de esta propuesta es "garantizar la seguridad en la única vía de comunicación directa para el Noroeste de la Isla de Tenerife".