Última
SEGUNDA PARTE
foto del aviso
Cádiz
1
0
CD Tenerife
foto del aviso
Desde las 19:30 sigue el partido al minuto Y en
A BABOR FRANCISCO POMARES

Lo que apunta el sondeo

15/may/18 6:19 AM
Edición impresa

Un sondeo de Metroscopia, el número cien de los publicados por El País, disparó ayer todas las alarmas políticas, al reflejar el imparable crecimiento de Ciudadanos, que se distancia ya casi diez puntos en intención de voto del PP. En realidad, el sondeo no difiere mucho de los publicados en los últimos meses por Metroscopia, concretamente desde enero de 2018, en los que se detecta una tendencia constante al incremento del voto del partido de Rivera. Lo que ha provocado mayor expectación es el hecho de que -en la estimación de resultados electorales-, el PP queda en tercer lugar, sobrepasado por Podemos, y el PSOE en cuarto. Que los dos partidos en los que basa el sistema político heredero de la Transición (el PP fue refundado en 1989, abandonando su denominación de Alianza Popular) sean por primera vez sobrepasados por dos partidos nuevos, es llamativo. Ya en anteriores ocasiones Podemos había logrado -en las series de Metroscopia- superar al PSOE en hasta 5,2 puntos porcentuales (en noviembre de 2016), y Ciudadanos al PP desde enero de este año, pero nunca se había dado la particularidad de que tanto el PP como el PSOE quedaran por debajo de los partidos nuevos?

En un análisis más cuidadoso de las estimaciones de Metroscopia, lo que se produce es un triple empate por debajo del 20 por ciento de la expectativa de voto, que encabeza Podemos con un 19,8 por ciento, sigue el PP con un 19,5 y continúa con el PSOE en un 19,0. Ese triple empate -con diferencias porcentuales inferiores al margen de error del sondeo- no implica una tendencia definitiva ni en un sentido ni en otro, y habrá que esperar algunos meses para ver lo que apunta. Lo que sí es evidente, y no exclusivo de este sondeo, es la percepción de que Ciudadanos parece ser hoy la fuerza política que más confianza despierta en los votantes. Y no sólo en los propios: el 62 por ciento de los votantes del PP, el 34 de los del PSOE y el 19 de los de Podemos, dicen que Ciudadanos es el partido que les despierta más ilusión en estos momentos. Eso explica la intensidad de los trasvases de voto entre partidos: un 30 por ciento de los votantes del PP en 2016, un diez de los del PSOE y un tres de los de Podemos, dicen que votarán 'ahora' a Ciudadanos. Y es precisamente en ese 'ahora' donde está la clave de lo que se ve venir?

Porque una cosa es el voto ideológico de unas elecciones generales, al Congreso y al Senado, y otra el voto en las elecciones regionales y locales, donde el papel que juegan las estructuras de partido y los candidatos es muy importante. Si no se adelantan las elecciones generales, algo que sólo conviene a Ciudadanos pero que reclaman mayoritariamente los votantes de izquierda (70 por ciento el PSOE, 76 Podemos), las primeras elecciones a las que se enfrentará el país (si no se complican aún más las cosas en Cataluña) serán las regionales de Andalucía (en marzo de 2019) y posteriormente (en mayo del mismo año) las locales y regionales del resto de las comunidades. Y ahí el PP tiene algunas ventajas sobre Ciudadanos. Eso no significa que la ola naranja no recorra todo el país, pero es probable que con menor intensidad que en unas generales.

Y es precisamente por eso, si los sondeos siguen estimando un crecimiento constante de Ciudadanos, por lo que no es descartable que Rivera intente forzar un adelanto electoral. No es fácil lograrlo, ni la moción de censura parece el instrumento adecuado para hacerlo.

Pero el PP se va a quedar muy solo -mucho- en su último año.

A BABOR FRANCISCO POMARES