Vivir
RETIRADA DE CARNET

Tráfico precisa que los agentes actuarán en "excepciones"


COLPISA, Madrid
13/dic/03 0:02 AM
Edición impresa

COLPISA, Madrid

El director general de Tráfico, Carlos Muñoz Repiso, explicó ayer que los agentes de la autoridad sólo intervendrán el carnet "en casos excepcionales" y como "medida cautelar", cuando aprecien que el conductor ha perdido las condiciones para circular.

La medida, que entrará en vigor el 1 de enero y que ha sido introducida de manera urgente en la ley de acompañamiento de los Presupuestos, sólo está dirigida para aquellas personas que sufran una merma de sus facultades físicas, no por circular bajo los efectos del alcohol o las drogas, casos que están considerados como delito.

La reforma del artículo 71 bis de la Ley de Seguridad Vial establece que los agentes podrán intervenir "de manera inmediata" el permiso o licencia de conducir a aquellas personas que hayan cometido una infracción o estén implicadas en un accidente con "síntomas evidentes de haber perdido las condiciones necesarias para conducir". Carlos Muñoz Repiso, ante la polémica suscitada por esta reforma incluida en el paquete de acciones urgentes del Gobierno para atajar los accidentes, precisó que la retirada del carnet sólo es una "medida cautelar y no sancionadora". Con ella, según el director general de Tráfico, se pretende evitar que puedan conducir "personas peligrosas" para el resto de los automovilistas, al sufrir mermas físicas, por ejemplo, en sus extremidades -fracturas de piernas o brazos- o en la visión -no llevar lentes correctoras-.

Pese a que la retirada será inmediata, Muñoz Repiso dijo que el afectado podrá poner recurso contra la decisión del agente, "demostrando que no sufre limitaciones físicas para conducir". Frente a las denuncias de las asociaciones de automovilistas, el responsable de Tráfico indicó que no se hará un catálogo de síntomas, pero los agentes recibirán la oportuna información sobre en qué situaciones intervenir el documento.

Conductores en contra

El Real Automóvil Club de España (RACE) aseguró que esta retirada del carnet "puede vulnerar los derechos fundamentales del automovilista". Fuentes de esta asociación aseguraron que la medida supone "una indefensión evidente para el conductor, puesto que le plantea una inseguridad jurídica ante la capacidad subjetiva de una agente de la autoridad, en el momento de denunciar una infracción y, posteriormente, retirar, de manera cautelar, el permiso de conducir".

El RACE también rechazó que la ley de acompañamiento de los Presupuestos "no es la vía más adecuada para introducir medidas de este calado".

RETIRADA DE CARNET