Vivir

El 70% de los alumnos de Secundaria en Canarias comenzaron ayer las clases

El resto lo hará hoy y mañana, si bien seis institutos no cumplirán la horquilla de tres días que da la consejería para el inicio oficial del curso. Las Islas cuentan con 91.635 alumnos de este ciclo y 224 centros. En Tenerife, los IES "incumplidores" son los de Añaza, El Sobradillo y el Antonio González.
AGENCIAS, S/C de Tenerife
13/sep/05 20:11 PM
Edición impresa

AGENCIAS, S/C de Tenerife

El 70% de los alumnos de Secundaria en Canarias comenzaron ayer sus clases, mientras que el resto lo hará, en su mayoría, durante hoy y mañana, según los datos ofrecidos por la Consejería de Educación. Del total de 224 centros docentes que ofrecen clases de este ciclo obligatorio, sólo seis no cumplirán con la horquilla de tres días que da el departamento regional para el inicio oficial del curso. Según los datos oficiales, el Archipiélago contará este año con 91.635 alumnos de este nivel.

De esos seis centros escolares que no podrán iniciar las clases con normalidad, tres son de Tenerife: el instituto de Educación Secundaria Añaza, Antonio González y El Sobradillo. El primero lo hará por la asistencia de su profesorado a cursos de perfeccionamiento, el segundo por dificultades del equipo directivo en la confección de los horarios y el tercero, por obras de urbanización en el exterior del centro que impiden el acceso del alumnado. Los institutos de Añaza y Antonio González comenzarán las clases este jueves, un día después de lo establecido en la horquilla, mientras que El Sobradillo arrancará el próximo lunes.

En Gran Canaria, el IES Arucas-Domingo Rivero comenzará también el día 15, debido a las obras de vallado en una de sus canchas deportivas, al igual que el IES José Frugoni Pérez, aunque éste hace su presentación mañana. Por último, el IES Puerto del Carmen, en Lanzarote, lo hará el día 19, al ser un centro de nueva construcción, por lo que necesita algunos ajustes. Hoy, mañana y el jueves le toca el turno al alumnado de Bachillerato, Formación Profesional, Programas de Garantía Social y Enseñanzas Artísticas.

En el resto del Estado, las clases arrancaron sin apenas incidencias en numerosas comunidades autónomas. Con el comienzo del curso también empezó a rodar en el Congreso el proyecto de Ley Orgánica de Educación (LOE).

La tendencia de los últimos años a incrementarse el número de alumnos matriculados en España como consecuencia del repunte demográfico y de la inmigración se ha consolidado este año.

Tras los riojanos, cántabros y valencianos, que comenzaron las clases la pasada semana, ayer se incorporaron a las aulas de los centros públicos los del resto de comunidades autónomas, excepto en Baleares y Andalucía, donde el curso escolar comenzará oficialmente el 14 y el 15, respectivamente.

En la mayoría de estos centros, las lluvias han retrasado la finalización de las obras de mejora que se estaban llevando a cabo durante las vacaciones de verano, o han afectado estancias y mobiliario, de manera que las escuelas, que a pesar de todo han abierto sus puertas para atender a los alumnos, no iniciarán las clases hasta que se adecuen completamente las instalaciones, explicó la consejera de Educación, Marta Cid.

Vigilancia policial

Durante el pasado curso escolar, directores de distintos centros educativos de Las Palmas trasladaron a la Jefatura Superior de Canarias su preocupación por el aumento de la inseguridad en el entorno escolar. Como consecuencia, el Cuerpo Nacional de Policía estableció un incremento de las vigilancias y controles habituales en el marco de las actividades policiales en dichos centros y cuyo objetivo era reducir la comisión de aquellos actos que pudieran entorpecer la normal actividad escolar y que generaban mayor inquietud, atendiendo de manera más rápida a las víctimas y transmitiendo una mayor sensación de seguridad.

Los problemas de inseguridad que se producían con relativa frecuencia eran, principalmente, peleas entre pandillas de jóvenes, amenazas entre alumnos, robos, algunos actos de vandalismo y en ocasiones venta de drogas.

Por todo ello, la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Las Palmas, dependiente de la Jefatura Superior de Policía de Canarias, ha establecido desde ayer un dispositivo fijo de seguridad, similar al que se llevó a cabo el pasado fin de curso y que en principio tendrá una duración de tres semanas de máxima intensidad, manteniéndose luego durante el resto del año una adecuada actividad de prevención y vigilancia.

Este dispositivo se realizará desde ayer hasta el viernes 30 de septiembre y su franja horaria será variable.

transporte

78 accidentes con víctimas

Las guaguas escolares españolas sufrieron 78 accidentes con víctimas en 2004, seis de los cuales fueron mortales (aunque sin víctimas entre los ocupantes de estos vehículos). Se registraron 67 heridos leves entre conductores y pasajeros, lo que contrasta con los 145 niños que resultaron lesionados de poca gravedad en el año 2003, según los datos ofrecidos ayer por el Real Automóvil Club de España (RACE). De los accidentes leves con víctimas en 2004, el 55,13% tuvieron lugar en la carretera y el 44,87% en zona urbana, mientras que el porcentaje de accidentes mortales tuvo lugar en vías no metropolitanas en un 66,6% de los casos, según muestra el informe. Por otra parte, el 90% de los accidentes en el transporte escolar se producen al subir o bajar del vehículo, según datos de las Naciones Unidas. Por ello, el RACE recomienda a los acompañantes de los transportes escolares que comprueben de forma continua que nadie vaya de pie, que no permitan el exceso en el número máximo de ocupantes permitidos, aparte de aconsejar a estos empleados que conozcan la ubicación del botiquín.

Asimismo, la organización solicita a los menores que no corran junto al autobús cuando lo "hayan perdido" por llegar tarde, que observen con detenimiento el comportamiento de los vehículos de la vía antes de cruzar y que respeten las señales de tráfico. Además, hace hincapié en la conveniencia de caminar por la acera siempre y pretender ser visible para el conductor del autobús en todo momento. Al subir al autocar, los niños -según el RACE- deben respetar el orden de acceso, no empujar a sus compañeros y avisar al conductor o al responsable de los niños si se les cae algún objeto al suelo, para evitar así el peligro de no ser vistos por el chófer. En las paradas de la guagua sería recomendable la presencia de algún padre para evitar juegos y exposiciones al tráfico.